un-negocio-pequeno-algo-grande-para-ti

Un Negocio Pequeño ¡Algo Grande Para ti!

Categorías:

Tener un pequeño negocio puede ser uno de los primeros pasos para la independencia económica. Aunque a algunos les siga pareciendo factible trabajar para grandes compañías, en este post conoceremos Porqué Un Negocio Pequeño ¡Algo Grande Para ti!

 

Visita: 13 ideas para Comenzar un Negocio de Servicios

 

Si buscas independizarte, ser tu propio jefe, no cumplir horarios y otras maravillas; este artículo te interesará. A continuación hablaremos de por qué un negocio pequeño es algo grande para ti. Las razones son muchas, incluso, puede que tú encuentres otras que sean bastante personales. De todos modos, las ventajas son bastante grandes como para dejar que pasen de lado, así que acompáñame en este viaje. ¡Empecemos!

Desde siempre, las personas han visto los negocios propios como algo peligroso. Como seres humanos le tenemos miedo a los cambios y ser dueños de nuestro propio tiempo es un cambio magistral. Algunos temen el no poder contar con una pensión en la vejez o el no tener los beneficios que ofrecen determinadas empresas. Pero por eso, no saben que se pierden la oportunidad de sus vidas.

Hagamos lo que hagamos siempre está la opción latente de ganar o perder. Esto aplica en todas las áreas de nuestra vida. Tendremos miedo, dar los primeros pasos no será fácil; pero con determinación se puede. Tras leer este post puede que tu visión cambie por completo y te animes a formar parte de los pequeños empresarios que cada vez más están ganando peso en el mercado.

 

¿Qué es un pequeño negocio?

El término “pequeña negocio” puede variar dependiendo del contexto. En algunos países los “pequeños negocios” ganan miles de dólares al año y tienen más de 20 empleados. En nuestro caso, nos referimos a una pequeña organización compuesta de menos de 5 personas y que tiene ingresos medianos para poder mantenerse. Por lo general se trata de un emprendimiento que está en inicio y que con esfuerzo y el paso del tiempo, puede convertirse en una gran compañía.

De todos modos, no es una camisa de fuerza; es decir que si tienes más empleados o estás en pleno apogeo, leer este artículo también puede servirte. En todo caso, cualquier acción con la que se busque ganar una remuneración ya se trata de un negocio. Así que sea cual sea tu negocio, si empieza a aportar ganancias ya vas por el buen camino. Con un análisis de mercado y dando pasos lentos, pero seguros; obtendrás recompensas.

 

Ventajas de tener un pequeño negocio

Ya sabemos lo que representa un pequeño negocio. Ahora bien, en ocasiones dar el paso de dejar un trabajo, dejar una “estabilidad” para buscar independencia no es sencillo. La mayoría de personas que te rodean te dirán que no, que no es probable, que puedes perderlo todo. En casos como estos la inseguridad se apodera de ti y decides aplazar o acallar tus ideas. Por eso te contaremos las ventajas de tener un pequeño negocio. Así te animas  a dar el paso.

 

Posibilidad de aumentar tus ingresos

Al trabajar para una compañía que pertenece a terceros, siempre tendrás el mismo sueldo. Es decir, puede que este se adapte con el tiempo; pero a menos que asciendas, estarás ganando algo similar todo el tiempo. No habrá sorpresas, ni sumas gloriosas que te hagan frotarte los ojos sin poder creerlo. Cuando tienes un negocio propio, así sea pequeño siempre habrá posibilidades de ganar un poco más. Todo dependerá de tu desempeño ante las adversidades.

 

Tiempo libre y libertad de horario

Cuando trabajamos para otras personas tenemos que seguir un horario y cumplir con los requisitos que nos asignen. En ocasiones tenemos que ocupar la mayor parte de nuestro tiempo con actividades que no nos gustan sin oportunidad de disfrutar. Cuando tienes un negocio pequeño puedes tener libertad de horario para hacer lo que quieras y mayor tiempo libre para compartir con tus seres queridos.

Eso sí, en el inicio probablemente cuentes con menos tiempo que cuando trabajabas para terceros. Los inicios de toda pyme no son sencillos; requieren de sacrificio y esfuerzo, pero a medida que pase el tiempo podrás irte relajando. Claro que esto también dependerá cuál sea la rama de tu negocio. Si se trata de poner una tienda en tu casa, con solo contratar a alguien podrás de contar con tiempo libre.

 

Un Negocio Pequeño algo Grande Para ti

Serás tu propio jefe

¿Has tenido un jefe al que hayas apreciado? La verdad es que se trata de suerte tener un jefe que nos agrade y nos trate bien. Aunque en algún momento pueda existir una especie de amistad o camaradería, el hecho de que se trata de tu jefe — quien manda— no cambiará. Así que para evitar molestias, no hay nada mejor como ser tu propio jefe. ¿Quién te tratará mejor que tú y sabrá tus necesidades? Nadie.

 

Ahorro de transporte y comida

Una joven que trabajaba en una compañía de comunicaciones un día decidió comparar el dinero que gastaba en transporte y comida con su sueldo. Resulta que la mujer estaba gastando la mitad de sus ingresos en esto; en otras palabras su sueldo era la mitad del que ella imaginaba y todo lo que entraba a su bolsillo salía al primer minuto. Esto es un ejemplo de algo que sucede en la vida real. No siempre podemos hacer nuestro almuerzo y terminamos comiendo en la calle gastando buena parte de nuestros ingresos.

Así como en el transporte, cuando se trata de gasolina o pasajes los precios pueden ser algo elevados. Más si tienes hacer transbordos de un lado a otro porque vives bastante lejos de tu lugar de trabajo. Al tener un negocio propio, no tendrás que salir de casa —como ya se mencionó depende también del tipo de negocio— o simplemente solo tendrás que salir lo estrictamente necesario. Podrás comer tu comida recién hecha sin tener que calentarla; no tendrás que comer en la calle.

 

Despreocúpate de la vestimenta

Cuando trabajamos en un lugar prestigioso o simplemente en cualquier lugar en el cual sea necesario estar bien vestidos, por lo general, tenemos que invertir un poco en la vestimenta. Cuando no contamos con uniforme aún más. En esto, aunque no lo parezca se puede ir buena parte de nuestro dinero, porque a medida que usamos con mayor frecuencia una prenda; es más probable que esta se deteriore. Al ser tu propio jefe puedes vestir como quieras y si no tienes que salir de casa puedes andar en pijama.

 

Satisfacción de ser un emprendedor y crecimiento personal

Cuando estás emprendiendo un negocio y este empieza a dar frutos la satisfacción que se siente es inigualable. Se puede comparar con lo que se siente al ver a un hijo que da sus primeros pasos. ¡Es increíble! Así que en efecto la sensación es incomparable y aumentará cuando veas como tu negocio empieza a crecer hasta convertirse en todo un imperio.

En cuanto al crecimiento personal, trabajar en tu propio negocio puede ayudarte a crecer de muchas formas. Tanto en el ámbito intelectual como en el emocional. Tendrás que aprender mucho y prepararte en serio si de verdad quieres sobresalir. Al tener una pequeña empresa tendrás que saber de todo un poco, tanto la parte de comercialización, la parte administrativa, entre otras.

 

Desventajas de tener un pequeño negocio

Un Negocio Pequeño algo Grande Para tiNo todo es color de rosa cuando se trata de emprender. Puede que al principio te cueste un poco, probablemente en ocasiones te sientas desanimado o frustrado; pero con el tiempo si te organizas todo va a mejorar. Ser dueños de nuestro propio tiempo puede asustarnos, cuando vemos que somos libre de hacer lo que queramos no sabemos cómo invertir nuestro tiempo.

La improductividad puede hacerse presente si malgastamos las horas del día con actividades que no nos generarán ganancias. Así que a pesar de saber que podrás usar tu tiempo como quieras tendrás que usarlo sabiamente. Por otro lado, tienes que tratar de fortalecer tus relaciones; quedarte todo el día en casa no es una opción. A pesar de que tengas tu pequeña empresa tienes que vincularte con otras personas.

 

Te puede interesar: 11 Empresas extranjeras en México que buscan universitarios

 

Detalles a tener en cuenta

Antes de dar el gran paso, es imprescindible que evalúes el territorio que estás pisando. Para iniciar con una pyme por lo general tienes que hacer una inversión; así que asegúrate de ahorrar antes de dejar tu trabajo. Tienes que estar prevenido y preparado en caso de que las cosas no salgan bien. No puedes esperar que todo resulte ser un éxito de buenas a primeras así que tienes que ir armado para enfrentarte ante el fracaso.

Por último y no menos importante, inténtalo una vez más aunque caigas. Comenta tus ideas con los demás y busca asesoría. Si tienes un enfoque mantén este a la vista y no lo pierdas por ningún motivo. Estudia sobre tu nicho, investígalo, mientras más preparado estés será mucho mejor porque así te sentirás más confiado. Sin duda alguna, tener un pequeño negocio es algo que todos deberíamos hacer en algún punto de nuestras vidas. Si logras convertirlo en algo grande, podrás olvidarte de tener que trabajar.

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

un-negocio-pequeo-algo-grande-para-ti-comienza-hoy

Cónoce los mejores trucos de AHORRO