¿Por qué solo el 7% de los Mexicanos hace Aportaciones para su Retiro o Vejez?

Categorías:

Es necesario que todos estemos de acuerdo en que el ahorro es un factor importante para el desarrollo de cualquier economía. El ahorro es el producto de reservar una porción de nuestros ingresos, después de incurrir en todos nuestros gastos (casa, comida, coche, educación, entretenimiento, etc.). Ahorramos para poder cubrir algún gasto futuro o emergencia y su impacto se da tanto a nivel personal, familiar y empresarial, por lo que en consecuencia, afecta a la economía de nuestro país y del mundo. En principio, el ahorro genera mayor inversión, lo cual, a su vez, genera un mayor crecimiento económico.

Si nos centramos en nuestro ahorro, debemos concientizar que esta será una herramienta de gran ayuda para nuestro bienestar en el futuro, por lo tanto no debemos limitarnos a ahorrar solo el excedente de los ingresos después de los gastos, sino que debemos planificarlo y llevarlo a cabo religiosamente a fin de convertirlo en un hábito.

 

Te recomendamos: Nueve Trabajos que Puedes Hacer a Medio Tiempo

 

¿Por qué solo el 7% de los Mexicanos hace Aportaciones para su Retiro o Vejez?Mi objetivo como trabajador es: tener ingresos suficientes para cubrir mis gastos y ¿por qué no?, darme mis gustos, viajar, y cuando tenga que retirarme  poder dedicarme a mis proyectos personales, divertirme o descansar. Yo creo que todos anhelamos una vejez feliz, tener tranquilidad y suficiente tiempo para realizar actividades agradables. En pocas palabras, hacer todo lo que nos guste y cuando lo queramos.

Sin embargo, la realidad es otra, muy pocas personas planifican para su retiro. El haber trabajado por años hasta llegar a retirarnos nos hace pensar erróneamente que nuestro retiro estará garantizado con el pago de la jubilación, y suponemos que este monto será suficiente para satisfacer todas las necesidades que tengamos. En mi familia hay de todo, unos que previeron su vejez  y otros no, la situación es que los gastos de un adulto mayor no son necesariamente menores a los que incurríamos durante nuestra vida laboral,  seguimos teniendo los mismos gastos fijos por concepto de rentas, servicios, mantenimientos, alimentación, etc. y además, se incrementan considerablemente los gastos por concepto de servicios médicos y medicinas.

El monto que recibimos como jubilados es menos de la mitad del último sueldo percibido, por lo que de entrada debemos realizar ajustes significativos en nuestros gastos, impactando nuestro bienestar y por supuesto el de nuestras familias, por lo que se hace necesario realizar otros aportes para la vejez.

Lamentablemente, el problema de México es que no hay una cultura del ahorro, la mayor parte de nuestros coterráneos no cuenta con un hábito de ahorro, y mucho menos con un plan de previsión para su retiro.

Desde 1997 se estableció en nuestro país un sistema de pensiones individuales obligatorio donde nosotros aportamos el 1.125 % de nuestro salario, la empresa el 5.150 de nuestro sueldo y el estado el 0.225 %, por lo que en conjunto en nuestra cuenta personal en las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES) nuestro ahorro mensual asciende al 6.5 % del salario que percibimos. ¿Y que creen?, este porcentaje es uno de los más bajos del mundo y no es porque yo así lo considere, sino que lo indica la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) conformada por 34 países del mundo.

Como si fuese poco de los casi 128 millones de mexicanos que somos, menos de 52 componen la población económicamente activa en nuestro país; el 57.2 % de esta población económicamente activa pertenece al sector informal y por lo tanto carecen de seguridad social y el restante que asciende a 25 millones, solo 17.8 que empezaron a trabajar en 1997 cotizan en alguna Institución de Seguridad Social obligatoria.  Todo esto conlleva a que bajo el actual esquema, las pensiones que recibiremos en nuestra vejez con suerte superaran el 30 % del último salario que hayamos percibido. Díganme, ¿Ustedes pueden vivir con eso? 

 

¿Qué podemos hacer? ¿Esperamos que el gobierno aumente gradualmente las tasas de contribución obligatoria? Aunque esto último signifique que recibiremos menos salario mensual o para que este aumento de las tasas de contribución no impacte nuestro bolsillo, ¿esperamos que el gobierno eleve el salario mínimo mejorando así nuestro nivel económico y por lo tanto también nuestro sistema de ahorro? ¿O esperamos que el Gobierno establezca la obligatoriedad a los trabajadores informales de cotizar y por ende hacerles las retenciones para el retiro?

En todo caso, todas estas opciones dependen de una serie de reformas que llevan su tiempo   analizar e implementar. Hoy en día el Gobierno Federal destina cerca del 3.6 % del Producto Interno Bruto (PIB) para pagar pensiones a los que cotizamos formalmente y a los que no lo hacen. Y como hemos escuchado en numerosas oportunidades, la capacidad del Gobierno no alcanza para más.

 

Y como dice el dicho, tarde o temprano ¡todos vamos para viejos!  

En esta lid, es bueno que manejemos otros números, para el 2030 según datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de personas en edades de 65 a 85 años ascenderá al 17 % de nuestra población, siendo actualmente 8 %. Esta situación bajo las circunstancias actuales de retenciones, generará la necesidad de que el Gobierno Federal tenga que destinar aproximadamente el 6 % del PIB para pagar nuestras pensiones, lo cual es inmanejable dado el impacto que este monto tiene sobre la economía de nuestro país.

Otro dato importante es que en la actualidad menos del 10 % del total de personas registradas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) son ahorradores voluntarios, de hecho nuestro país ocupa el último lugar en ahorro para el retiro en América Latina.

Entonces ¿Qué hacemos? Esperamos las reformas al esquema de pensiones, pues según la OCDE una pensión adecuada debería estar en el orden del 70 % de nuestro último sueldo para lo  cual los aportes obligatorios deberían oscilar entre 12 y 18 %. ¿Esperamos correr con suerte y que el Estado nos resguarde junto a millones de ancianos que como nosotros llegarán a ser? ¿O comenzamos a prevenir nuestro retiro y a cuidar nuestra vejez que está a la vuelta de la esquina?

 

En todos los estudios que analizan esta situación en nuestro país, han analizado como posibles causas las siguientes:

  •         Desinterés por parte de los trabajadores en el tema
  •         Bajos ingresos que imposibilitan el ahorro
  •         Falta de información de las herramientas existentes para el ahorro
  •         Un problema de carencia de cultura de ahorro

¿Por qué solo el 7% de los Mexicanos hace Aportaciones para su Retiro o Vejez?

 

Para ahondar en estas posibles causas, compartiré algunos de los resultados de las encuestas realizadas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). El 88 % de nuestra población en edades comprendidas entre 20 y 30 años, llamada por muchos generación de los “Millenials”, dice conocer lo que es una Afore, en cuanto a la pregunta realizada a este grupo ¿Qué piensan del ahorro para el retiro?, la respuesta obtenida arrojó que sólo 1 de cada 5 “”Millenials” consideraba este ahorro como una forma para mejorar su retiro.

La mayor parte lo percibió como un medio simplemente para enfrentar emergencias o adquirir bienes inmuebles. Además, lo alarmante de los resultados de esta encuesta fue que el 64 % de los encuestados respondió que no acostumbraba a llevar ningún tipo de registro de sus ingresos y gastos.

Siguiendo con el tema, la mayor parte de los “Millennials”, 57 %, consideraron que las Afores son prestaciones importantes, y pese a que el 53 % de ellos aseguró preferir contar con alguna prestación aunque ello implique sacrificar parte de su salario, aún un amplio 40 % dijo preferir contar con todo su sueldo mensual, a costa de renunciar a sus prestaciones. Además, el grupo que dijo preferir contar con todo su sueldo mensual, el 59 % dijo que preferiría invertirlo, mientras que el 38 % selecciono la opción de ahorrarlo.

Es importante resaltar que la mayor parte de esta población mencionó estar consciente de las implicaciones a futuro que tendrá el ahorro para su vejez. Pero el 66 % de los entrevistados consideraron que recibir la tercera parte de su salario actual sería insuficiente para mantenerse.

Si tomamos como referencia estas encuestas realizadas sobre una muestra de “Millennials”, que en nuestro país asciende a una población de 46 millones, podemos inferir que conocemos poco sobre el funcionamiento del sistema de ahorro para el retiro; adicionalmente, sino llevamos control de nuestro flujo de caja, estamos lejos de prever algún ahorro. A mi parecer hace falta que las instituciones de gobierno y educativas tanto a nivel medio como superior, nos eduquen acerca de ¿cómo podemos ahorrar para el futuro? y así generar la inquietud en cada uno de nosotros para acceder las opciones que existen en instituciones y banca privada para complementar lo que recibiremos por nuestras cuentas Afores.

Sino comenzamos a ocuparnos hoy de cuidar nuestra vejez, no vamos a tener un nivel de vida decoroso a la hora de retirarnos, ya que como hemos visto el sistema de ahorro para el retiro en México está diseñado sólo como un apoyo económico; no está diseñado para ser el único sustento del jubilado y su familia, por esto es indispensable que tengamos un ahorro adicional.   Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com

 

Continua leyendo: 5 Maneras de Ganar Dinero Haciendo tu Hobbie Favorito

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

por-qu-solo-el-7-de-los-mexicanos-hace-aportaciones-para-su-retiro-o-vejez-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO