Plan de Ahorro en Época de Crisis

Categorías:

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

En la actualidad, nos enfrentamos a un sinfín de retos en el ámbito social, económico y político que ponen a prueba nuestras habilidades y capacidades. Por ese motivo, es necesario actuar de manera proactiva y responder acertadamente a un ambiente tan cambiante como exigente.

En ese contexto, tener un Plan de Ahorro significa disponer de un recurso estratégico para superar situaciones difíciles y de ser posible, aprovechar las oportunidades que puedan aparecer.

 

Por lo descrito anteriormente, te voy a mostrar cómo ahorrar en medio de una crisis:

  • Plan de Ahorro en Época de CrisisRealiza un análisis interno

Antes de tomar cualquier decisión de carácter personal y/o profesional es conveniente realizar un diagnóstico interno.    Con ese ejercicio puedes identificar tus habilidades, destrezas y atributos para alcanzar tus objetivos en la vida, pero también te permite identificar qué recursos tienes actualmente.

No necesitas crear una lista innumerable de tus fortalezas o debilidades sino ser autocríticos para aprovechar esa información para tu beneficio.

 

  • Conoce el comportamiento de tus ingresos

Un aspecto muy importante en el análisis interno es la identificación de los recursos financieros que tienes a tu disposición en un momento determinado. En especial, todo lo vinculado a la evolución de tus ingresos.   Cuando tienes conocimientos sobre el comportamiento de tus ingresos es más fácil realizar proyecciones y actuar inteligentemente para ahorrar en situaciones difíciles.

 

  • Describe el comportamiento de tus gastos

Como sabes, resulta imposible aplicar un plan de ahorro si desconoces cuánto gastas y en qué gastas. Por ese motivo, necesitas describir cuál es el comportamiento de tus egresos para tomar decisiones que te permitan optimizarlos en poco tiempo.

 

  • Realiza un análisis de tu externo

Los cambios son impredecibles muchas veces y, por tanto, no puedes responder a ellos de manera inmediata. Sin embargo, existen algunos factores que puedes tomar en consideración para visualizar algunos “escenarios” y determinar cómo responderás a cada uno de ellos.

Algunos de los indicadores que te ayudarán con ese proceso son: la Tasa de Inflación, , la Tasa de Cambio, las Tasas de Intereses, el Desempleo, el PIB, los Impuestos o cualquier otro factor que pueda incidir en la economía nacional.

 

  • Formula objetivos concretos y alcanzables

Ahora que has elaborado un estudio interno y externo puedes establecer cuáles serán tus objetivos. En este caso, relacionados con la gestión financiera ya sea, personal o familiar.

“Ahorrar” es importante y puede tomar distintas interpretaciones según el contexto en el cual te desenvuelvas. Por ese motivo, necesitas definir de manera concreta, sensata y, en especial, realista qué deseas conseguir en el futuro.

Una vez hayas determinado tus objetivos, tus esfuerzos se concentrarán en un número específico de actividades que demandan recursos y requieren estrategias.   En otras palabras, cuantifica en términos monetarios la cantidad de dinero que deseas ahorrar durante un período de tiempo determinado.

 

  • Elabora un Presupuesto

Como sabes, el Presupuesto es un documento en donde proyectas cuáles serán tus ingresos y tus egresos en el desarrollo de ciertas actividades. En el ámbito personal y familiar, también cumple o puede cumplir la misma función.

Este instrumento de planificación es esencial para conseguir una gestión financiera efectiva. Por tanto, debes esforzarte por elaborarlo ya que, será tu guía durante el tiempo que decidas ahorrar.

 

Te puede interesar: 11 Consejos para Cuidar los Electrodomésticos

 

  • Abre una cuenta bancaria

Si aún no tienes una cuenta bancaria, este es el momento más oportuno para abrirla. Los requerimientos pueden variar ligeramente de una entidad a otra, pero seguramente tú podrás conseguirlos y comenzar a recibir los beneficios del mercado financiero.

Recuerda que, ahorrar en el “cerdito o cochinito” ya es un hábito del pasado o una tradición de niños y jóvenes.

 

  • Diversifica tus fuentes de ingreso

Tener acceso a distintas fuentes de ingresos se está convirtiendo en una necesidad ya que, el costo de la vida aumenta y, en ocasiones, un salario no puede cubrir todas las necesidades de una familia.

Entonces, estudia la posibilidad de diversificar las actividades laborales o económicas que puedes realizar según tus conocimientos. De esa manera, puedes aumentar la cantidad de dinero que percibes de manera semana, quincenal o mensual hasta cumplir con los objetivos de ahorro que te hayas propuesto.

 

  • Detecta oportunidades de negocios

El secreto para identificar oportunidades de negocios es la investigación de mercados. Con esa herramienta puedes conocer qué necesidades y deseos tiene un mercado y, posteriormente, crear productos o servicios destinados a satisfacerlos.

Si realizas continuamente ese proceso tu habilidad para evaluar qué tan factible sea una oportunidad se hará más aguda y, por tanto, la relación costos/beneficios será más favorable.

 

  • Pon en marcha alguna idea de negocio

Tener un emprendimiento muchas veces es el objetivo principal de las personas que ahorran. En especial, si ocurre en momentos de necesidad debido la escasez de empleos.   Una idea de negocio puede ayudarte a crear el patrimonio que tú deseas y que tú familia merece seguramente.

Por ese motivo, no debes descartar la posibilidad del autoempleo ni del emprendimiento si tienes como objetivo ahorrar de manera responsable.

 

  • Evalúa la posibilidad de conseguir un financiamiento

¿Ya detectaste una oportunidad de negocio, pero no tienes el capital necesario?. Si es así, puedes evaluar qué tan apropiado sea para ti recibir un financiamiento externo.

Aunque las condiciones para conceder un crédito, hay una gran variedad de financiamiento que puede ser de mucha utilidad para ti actualmente.

 

  • Invierte en activos financieros

Gracias a las nuevas tecnologías y la democratización del conocimiento, el mercado financiero ahora es más accesible para realizar inversiones en acciones, bonos o cualquier otro instrumento. Sin embargo, debes evitar la especulación ya que, representa una práctica muy nociva para la economía nacional.

 

  • Vende lo que ya no necesites

Por lo general, las personas almacenan muchos objetos que no necesitan, pero que podrían vender y recibir dinero a cambio.   Si te identificas con esa situación, entonces puedes anímate a vender lo que ya no sea útil para ti y a hacer espacio en tu hogar.

 

  • Cuida tu alimentación y la de tu familia

Mantener una alimentación saludable es fundamental para disfrutar una calidad de vida satisfactoria.    La compra de alimentos comprende una cantidad considerable en el presupuesto familiar. Por ese motivo, debes esforzarte por tener una dieta acorde a tus necesidades y a la del resto de tu familia; evitando gastar dinero en alimentos pocos saludables o innecesarios.

 

  • Compara los precios de las viviendas

Los gastos por concepto de arrendamiento, hipoteca o pago de las viviendas representan el gasto más importante del presupuesto familiar.    Por tanto, es necesario hacer comparaciones antes de escoger inmueble donde vivir y no sólo en términos monetarios sino en cuanto condiciones, iluminación, ventilación, etc.

Recuerda que, en ocasiones, los gastos de mantenimiento también pueden ser muy altos y, por tanto, perjudicar tus objetivos de ahorro.

 

  • Optimiza los gastos de salud

Como ves, son muchos los gastos que debes realizar para mantener un nivel de vida formidable.

Por ese motivo, tú intención no será “eliminarlos” o “reducirlos” sino optimizarlos para que puedas gestionarlos de manera apropiada. Eso incluye gastos como: educación, servicios, atención sanitaria, transporte o recreación, por mencionar sólo algunos.

 

  • Prepárate para los imprevistos

Las situaciones imprevistas también debes considerarlas cuando realizas un Plan de Ahorro y, en especial, si ocurre en un ambiente turbulento.

 

  • Trabaja en equipo

El trabajo en equipo es fundamental para un adecuado desempeño en nuestras finanzas. Entonces, anímate y anima a tu familia para trabajar conjuntamente por alcanzar los objetivos que previamente establecieron.

Como imaginas, es una tarea exigente, pero verdaderamente satisfactorio ya que, todos los participantes ayudan contribuyen al bienestar de la familia.

 

  • Utiliza lápiz, papel y calculadora

Si lo deseas, puedes utilizar esos artículos fundamentales para llevar un manejo adecuado de tus finanzas. Además de tener precios accesibles, son muy tradicionales y, por tanto, fáciles de usar en cualquier situación.

 

  • Aprovecha la tecnología: aplicaciones y banca en línea

En la actualidad, son muchas las herramientas tecnológicas que puedes tener a tu alcance y usarlas combinadamente con artículos más tradicionales.  Existe una gran variedad de aplicaciones disponibles para la gestión financiera que puedes descargar gratuitamente o adquirirlas a un precio muy accesible en función de tu presupuesto.

La banca en línea también representa una herramienta innovadora para las personas que realizan grandes volúmenes de transacciones en poco tiempo. Si eres una de ellas, debes incorporarlas a tu plan ya que, además de dinero estarás gestionando tu tiempo de manera más favorable.

 

  • Plan de Ahorro en Época de CrisisEjecuta tus acciones según lo previsto

No basta con hacer planes, es necesario ejecutarlos oportunamente porque “el tiempo apremia”.    Recuerda que, una actitud proactiva marca la diferencia entre las personas exitosas y las que aún no lo son.

La ejecución de las acciones representa la etapa dinámica del proceso. Eso implica tener la motivación suficiente para superar las adversidades que surjan y, en ocasiones, la capacidad de liderar a los demás miembros de tu familia.

 

  • Lleva un registro de tus ingresos y gastos

Disponer de un registro cronológico y ordenado de tus movimientos financieros mejora tu gestión. En la actualidad, hay muchas alternativas tanto offline como online que seguramente te ayudarán es ese proceso.

 

  • Compara lo ejecutado con lo planificado

Los mecanismos de control son indispensables para tus metas de ahorro. En esta etapa, debes hacer comparaciones entre lo ejecutado y lo que tenías previsto haciendo uso de tu presupuesto y de las facturas, recibos y otros documentos financieros similares.

 

  • Aplica acciones correctivas cuando sea necesario

Como sabes, siempre existe una desviación entre nuestros planes y lo que realmente estamos haciendo o hemos hecho.

Esa situación no significa precisamente que, estás realizando un mal trabajo o que te has equivocado. En realidad, te ayuda a determinar qué debes mejorar y cómo puedes lograrlo hasta alcanzar tus objetivos.

 

Lee también: 7 Maneras de enseñar las tablas de Multiplicar a tus Hijos

 

  • ¡Celebra tu logro y… reinicia el proceso!

Si ya has llegado a esta etapa, entonces debes celebrar tu logro.   Elaborar y poner en marcha un Plan de Ahorro implica un proceso muy exigente, pero flexible donde pones a prueba tus habilidades para alcanzar tus objetivos, aprovechar oportunidades y superar los obstáculos.

 

Por tanto, es un ciclo que puedes cumplir cuantas veces sea necesario. Recuerda que, ahora eres estratega y tienes las herramientas para transformar los retos en oportunidades de crecimiento.   Si necesitas mi ayuda nuevamente, ya sabes en dónde encontrarme.     Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

7-maneras-de-ensear-las-tablas-de-multiplicar-a-tus-hijos

Cónoce los mejores trucos de AHORRO