Pasa un Verano Fresco sin Afectar tu Bolsillo

Categorías:

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Guía para no gastar tanto en tu recibo del CFE

Llega el verano para disfrutar de unas merecidas vacaciones y compartir con tus seres queridos. Todo parece perfecto hasta que el calor comienza a incomodarnos y amenazar nuestra tranquilidad.

Por desesperación, las personas comienzan a gasta exageradas sumas dinero comprando un sinfín de productos o de servicios sin conseguir una solución lo suficientemente satisfactoria.

Si te identificas con esa situación, entonces debes comenzar a poner en práctica algunas ideas muy sencillas, pero efectivas que te ayudarán en esta época del año.

 

A continuación te presento algunas alternativas económicas para pasar un verano fresco sin afectar tu bolsillo y sin causar un incremento en tus recibos del CFE los próximos meses:

 

  • Toma abundante agua

Pasa un Verano Fresco sin Afectar tu BolsilloEn momentos de altas temperaturas, debes esforzarte por mantener tu cuerpo hidratado. De esa manera, tu organismo podrá realizar sus funciones de manera apropiada.

Además, la ingesta de agua y de otros líquidos saludables, como podrían ser los jugos naturales, te ayudarán a generar una sensación de satisfacción y estabilidad.

Por cierto, te recomiendo utilizar agua a temperatura ambiente o templada en lugar de agua muy fría que puedan causar dolores de cabeza o migrañas.

 

 

  • Mantén una alimentación saludable

En ocasiones, los alimentos que consumas pueden aumentar tu temperatura corporal y, por tanto, crear una sensación de mayor tensión durante el verano.

Si quieres mantener una dieta saludable y, en especial, propicia para estas vacaciones, entonces incorpora frutas y verduras. Además de ser ligeras, son muy nutritivas.

Otro elemento muy importante y, que debes considerar permanentemente, la comida preparada para tus cenas.

En función de los alimentos que escoges, puedes favorecer o perjudicar la conciliación del sueño. Por tanto, selecciona alimentos livianos y secos ya que, son las mejores opciones cuando hace calor.

 

  • Toma duchas con agua templada

Aunque tomes suficiente agua y mantengas tu cuerpo hidratado, tendrás la necesidad de ducharte más de una vez al día seguramente.

No debes preocuparte si ocurre eso ya que, es una manera sencilla y natural de reducir la temperatura corporal. Sólo te recomiendo que, evites usar agua muy fría ya que, los efectos positivos serán menos duraderos y, al poco tiempo, ducharte otra vez.

Antes de irse a la cama también es apropiado tomar una ducha porque relajará tu cuerpo y favorecerá tu sueño. De esa manera, será mucho más práctico combatir el calor sin gastar sumas excesivas de dinero.

 

  • Cuida la higiene personal

Como sabes, mantener una higiene personal adecuada es indispensable para tener una vida saludable.

Por ese motivo, debes escoger adecuadamente el champú, los jabones, las cremas o cualquier otro productos que te ayude a mantener limpio y aseado tu cuerpo. De esa manera, eliminarás el sudor y el polvo que se acumula en tu piel y genera una sensación de calor aún mayor.

 

  • Evita tomar café

El consumo de cafeína acelera el metabolismo y, además, tiene efectos diuréticos. Por ese motivo, puede causar deshidratación cuando hace calor.

Si ya estás en verano, la mejor opción es el agua y las bebidas frías naturales para regular la temperatura corporal y cuando haga frío nuevamente tomar una taza de café para acompañar las conversaciones.

 

  • Utiliza ropa holgada y cómoda

Tu vestimenta tiene un efecto directo en tu temperatura corporal. Además, puede hacerte sentir más cómodo o incómodo dependiendo del tipo de ropa que utilices.

Por lo general, las playeras y los pantalones holgados suelen ser los preferidos durante el verano ya que proporcionan el estilo, la frescura y comodidad deseada durante el verano.

El uso de colores claros y pasteles también favorecen tu capacidad para disfrutar de esta estación del año. Son agradables a la vista, pero sobre todo generan una sensación de calma y tranquilidad en las personas que los utilizan.

 

  • Escoge acertadamente tu calzado

El calzado que utilices también tiene un efecto significativo en tu estado anímico o emocional durante el verano. Por ese motivo, no basta sólo con escoger una vestimenta apropiada sino que debes pensar también en la comodidad de tus pies.

Entonces, date la oportunidad de revisar qué opciones tiene el mercado para ti y selecciona la más conveniente para ti en función de tus gustos y de tu presupuesto disponible.

 

  • Evita lavar la ropa durante el día

Sé que, anteriormente te hablé de la importancia de la higiene personal en épocas de calor. Sin embargo, durante el verano debes evitar lavar y secar la ropa durante el día ya que, causarás mayor humedad y, por lo tanto, crearás una sensación de mayor calor de manera casi instantánea.

Para evitar esa situación, te aconsejo lavar durante las noches cuando la temperatura tu casa sea más baja y agradable y, de esa manera, podrás conservar tus prendas de vestir siempre limpias.

 

  • Permanece en casa si el calor es intenso

Pasa un Verano Fresco sin Afectar tu BolsilloEstás en verano y, posiblemente, también de vacaciones. Entonces, deseas salir y divertirte en todo momento. Sin embargo, escoge las horas más apropiadas para estar fuera de casa.

Recuerda que, el calor intenso puede afectar tu salud y, si te expones mucho tiempo al sol, podrías ocasionarte gastos innecesarios por actuar de manera poco responsable.

Quedarte en casa es una excelente alternativa para mantener una temperatura corporal más agradable. Además, tienes la seguridad de hidratarte apropiadamente cuando lo necesites. Una vez haya disminuido la temperatura, puedes salir y compartir con tus conocidos porque la frescura del ambiente hará más agradable esas experiencias.

 

  • Usa sombreros y gorras si sales de casa

Tal vez por razones de trabajo, porque debas acudir a alguna consulta médica o porque tienes un compromiso al que no puedes dejar de asistir, resulte imposible permanecer en casa.

Si llegases a vivir una situación similar, entonces te recomiendo usar gafas de sol y algún sombrero o gorra. De esa manera, estás cuidando tu salud y evitas algunos efectos negativos del calor en tu estado emocional.

 

  • Aplica protector solar antes de salir de casa

Como sabes, la radiación solar es mucho más intensa en esta época del año. Por ese motivo, es necesario que apliques bloqueador solar en tu rostro y en los brazos cuando salgas de casa.

Y si vas a la playa, entonces será oportuno usarlo en otras partes del cuerpo para evitar cualquier tipo de insolación o quemaduras.

En la actualidad, hay una gran variedad de protectores disponibles para ti. Dependiendo de tu tono de piel, edad y presupuesto tienes la posibilidad de escoger entre productos 100% naturales y productos con un mayor nivel de procesamiento.

 

  • Mantén cerradas las ventanas durante el día y abierta en las noches

Una alternativa muy sencilla y económica de tener un verano fresco puedes tenerla si cierras las ventas de tu casa durante el día. De esa manera, evitas que, el aire caliente ingrese a tu casa y se existe por cada rincón de tu hogar.

Cuando llegue la noche o haya bajado la temperatura ambiental, entonces abre las ventanas para que corra el aire más fresco en tu hogar.

Por tanto, es una manera muy práctica adaptarnos al calor en el verano.

Para conseguir mejores resultados, te recomiendo además, utilizar las persianas o las cortinas durante el día. Tener la casa a oscuras genera un excelente efecto visual para disminuir la sensación de calor.

 

  • Coloca recipientes en las ventanas con agua fría y con hielo

En este momento, estás pensando que, ésta es la recomendación más desesperada y menos efectiva al mismo tiempo. Sin embargo, es otra excelente alternativa que, puedes combinar con el tip anterior.

El agua fría y el hielo pueden ser útiles, en determinadas situaciones, para “reducir” la temperatura del aire que ingresa por las ventanas. De esa manera, puede generarse una sensación de frescura prácticamente inmediata sin la necesidad de gastar dinero.

 

  • Coloca plantas en las ventas de la casa

La naturaleza siempre nos brinda las mejores soluciones. Por ese motivo, te sugiero colocar plantas decorativas y aromáticas en lugares estratégicos de tu hogar. Por ejemplo: en las ventanas.

Como imaginas, las plantas pueden ser útiles para regular la temperatura ambiental. Sin embargo, debes escogerlas de manera inteligente. De lo contrario, se secarán o se marchitará si las temperaturas son muy altas o no le brindas los cuidados apropiados.

 

  • Reduce las fuentes de calor apagando los equipos electrónicos

Los dispositivos electrónicos pueden causar más calor en los hogares y, en especial, cuando estamos en verano. Por ese motivo, debes utilizar la electricidad de manera eficiente.

Recuerda que, tus acciones no sólo van a crear una mayor armonía entre las personas que viven en tu casa sino que, también estarás protegiendo al ambiente y optimizando el gasto del servicio eléctrico.

 

  • Utiliza sábanas livianas y con colores claros

Las telas livianas y con colores claros no sólo son oportunas para la confección de ropas sino que, te ayudan a dormir mejor durante el verano.

Por ese motivo, debes reemplazar las sábanas pesadas (que retienen el calor) por unas ligeras hechas con materiales como el algodón, la seda y o el satén.

 

  • Cambia las bombillas y usa lámparas de bajo consumo

Si utilizas lámparas de bajo consumo energético puedes disfrutar de la misma luminosidad ofrecida por las lámparas convencionales, pero con la ventaja de causar un menor impacto ambiental y, en especial, económico en la economía familiar. Además, generan menos calor por lo que tu hogar se sentirá más fresco desde el momento que las hayas reemplazado.

 

  • Reorganiza el mobiliario y demás enseres en tu hogar

En ocasiones, no es necesario comprar nuevos artículos para el hogar sino en reubicarlos y reorganizarlos para conseguir una mejor ventilación.

Como imaginas, es un proceso que exige esfuerzo físico y mental. Sin embargo, los resultados pueden ser instantáneos si utilizas los espacios de tu hogar apropiadamente y tienes conocimientos sobre ergonomía.

 

  • Utiliza pinturas de colores claros en las paredes

Una vez más, el color nos demuestra que tiene efectos psicológicos. En especial, cuando hablamos de temperaturas.

Por ese motivo, siempre es recomendable pintar las paredes de colores claros y pasteles para reducir la sensación de calor durante el verano.

Si tu presupuesto es limitado y no es posible pintar toda la casa, entonces podrías cambiar el color de algunas paredes. Ten presente que, el efecto visual  no será tan efectivo, pero sí podrás notar cambios favorables.

Otra excelente alternativa y, muy económica además, es colocar cuadros con paisajes frescos y que tengan playas, ríos, mares o cualquier otro cuerpo de agua. De esa manera, vas a conseguir un clima más agradable en el hogar y la sensación de bienestar será percibida por todos los miembros de tu familia.

 

  • Usa el ventilador y el aire acondicionado apropiadamente

En ocasiones, no es suficiente con tener las herramientas adecuadas si no sabes cómo utilizarlas y en qué momentos.

Tener un ventilador o un aire acondicionado en casi durante el verano es la solución más popular para resistir los cambios de temperatura. Sin embargo, es muchas veces, la alternativa menos amigable con el ambiente y más costosa en términos económicos porque implica gastos en cuanto a electricidad y mantenimiento o una compra si aún no los tienes.

Por lo general, se recomienda el uso del ventilador en lugares estratégicos. Como por ejemplo: al frente de las ventanas para disminuir la temperatura del aire que ingresa al hogar.

De esa manera, la sensación de frescura de será superior que colocándolo directamente hacia la cama en donde duermas.

En cuanto al aire acondicionado, se recomienda un uso eventual. Incluso, es conveniente colocarlo en un lugar de la casa distinto a las recámaras para evitar complicaciones de salud.

Como sabes, es el método de mayor aceptación ya que, modifica artificialmente la temperatura y, después de unos minutos, la sensación de calor “queda en el olvido”.

 

  • Descansa

Pasa un Verano Fresco sin Afectar tu BolsilloLa actividad física es importante para gozar de una buena salud y mantener una rutina de ejercicios mientras estás de vacaciones te ayuda a mantenerte en forma. Sin embargo, debes evitar los entrenamientos intensos y prolongados en épocas de calor.

En esas situaciones, resulta más conveniente realizar alguna actividad relajante como leer, escuchar música o practicar yoga. En especial, antes de dormir.

Recuerda que, necesitas descansar apropiadamente para recuperar energías y dar lo mejor de ti cuando te levantes.

Por cierto, ¿cuáles de estas alternativas ten parecen la más efectivas para ti?. ¡Déjame conocer tu opinión!. Recuerda que, necesitas más ideas sobre finanzas, estaré aquí para ayudarte.

 

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

pasa-un-verano-fresco-sin-afectar-tu-bolsillo-gua-para-no-pagar-ms

Cónoce los mejores trucos de AHORRO