naciste-entre-1981-y-1995-estas-son-las-5-cosas-que-le-pueden-estar-pasando-a-tus-finanzas-personales

¿Naciste entre 1981 y 1995? Estas son las 5 cosas que le pueden estar pasando a tus finanzas personales

Categorías:

En esta oportunidad aprenderás un poco sobre finanzas personales. Pero es un tema que va dirigido exclusivamente a las personas que nacieron entre el año 1981 y 1995.

Si tu fecha de nacimiento se encuentra entre esos años entonces debes prestar atención. En seguida encontrarás varias cosas que quizás le están pasando a tus finanzas y aún no lo has notado.    En resumen, este post es ideal para los mileniales o milenios.

 

Te puede interesar: Pides Prestado para Pagar otras Deudas. 5 Maneras de Evitarlo

 

Principales cosas por las que pueden estar pasando tus finanzas

Es importante destacar que las cosas que mencionaremos obligatoriamente no deben estar sucediéndole en su totalidad a tus finanzas personales. Pero eso no significa que debas ignorarlas puesto que te servirán para detectarlas en cualquier momento. Ya que lo sabes, empieza a analizarlas e intenta mejorarlas.

 

¿Naciste entre 1981 y 1995? Estas son las 5 cosas que le pueden estar pasando a tus finanzas personales1.    Falta de bienes inmuebles

Desde que comenzaste a percibir los momentos con mayores ingresos derivados de tu etapa económica, las cosas cambiaron por completo. La serie de transformaciones por las cuales empezaron a pasar tus finanzas personales son muy distintas. Dependiendo del uso y la inversión que le diste al dinero, actualmente estarás percibiendo el resultado de tus acciones.

No obstante, hay un aspecto que todavía no ha variado. Sin importar cómo manejaste tus finanzas (antes, durante o después del auge de tus ingresos) ese factor aún sigue igual.  Se trata de la negociación de casas, apartamentos, terrenos o de cualquier otro bien inmueble. Es decir, cuando piensas en formar parte del mundo de las compras de este tipo de bienes, lo único que haces es pensar y ya, no buscas la forma de lograrlo.

Las razones suelen ser muchas y diferentes, prácticamente tienen que ver con cada persona.  Sin embargo, no hay manera de que te escapes de dos razones que, con base a tu fecha de nacimiento, reflejan las causas principales de no comprar una vivienda o apartamento.

 

 

¿Estás ansioso (a) por conocerlas? Sin más preámbulo, aquí te las presentamos:

El primer motivo guarda relación con la decisión que tomaste hace unos años. O sea, decidiste quedarte en casa viviendo con tus padres a pesar de contar con un buen trabajo.

Otro motivo, el cual es comprensible y acertado, es que no deseaste gastar en renta y así ahorrarte un poco de dinero. ¿Y qué haces con ese dinero? Lo habitual es que los jóvenes como tú lo destinen a la vivencia de nuevas experiencias.

 

2.   Deudas sin pagar

Es normal tener deudas, de hecho las finanzas personales de cualquier población se caracteriza por tener siempre que pagar algo.    Sin embargo, no hay razón para alegrarse por considerar que existen muchas personas que cuentan con esa misma denominación: deudores. Los problemas que puedes contraer al posponer el pago de una deuda o adquirirla sabiendo que no tienes los recursos para cubrirla, son terribles.

¿Qué reflejan las estadísticas?

Prepárate porque seguramente te identificarás con los siguientes datos. No te angusties por eso, más bien tómalo como una reflexión e incentivo para pagar lo que debes.

Estudios recientes y con resultados oficiales demuestran que más del 80% de los millenials tienen al menos una deuda. En ese mismo porcentaje se encuentran las personas con deudas en proceso de pago y también aquellas que no han pagado en los lapsos fijados.    Además, se obtuvo que más del 50% de las personas nacidas entre 1981 y 1995, han usado sus tarjetas de crédito al límite. Pero lo peor del caso es que otro 50% no posee los recursos necesarios para pagar una deuda si se les llegase a presentar de manera inesperada.

¿La educación influye?

A pesar de los elevados niveles de educación con los que seguramente cuentas, las deudas aún siguen creciendo.  Los pasivos financieros entre personas de tu edad son tan habituales a tal grado que la educación universitaria no garantiza buenas finanzas personales.    En este sentido, 8 de cada 10 millenials con estudios universitarios cuentan con una deuda grande a largo plazo.

 

3.  Miedo a los préstamos estudiantiles

Ser profesional gracias a la obtención de un título universitario significa una ventaja al momento de conseguir trabajo.    Pero como ya sabrás, la educación de calidad implica invertir mucho dinero con el que la gran mayoría no cuenta. Por tal motivo, es probable que durante esa etapa encontrar otra opción distinta al préstamo universitario para cubrir todos los gastos fue imposible.

En consecuencia, ¿quién no ha solicitado un préstamo estudiantil? No hay dudas  que tu respuesta como las de tus ex compañeros de clases es afirmativa.

Ahora bien, ya dejaste de trasnocharte estudiando, programar la alarma para despertaste temprano o decirle no a las fiestas y reuniones familiares con la finalidad de lograr tu objetivo. Pero, desde que te concedieron el título que tanto has estado esperado le agarraste pánico a la herramienta que te salvó en diversas oportunidades, es decir, los préstamos universitarios.

 

Es imposible que en la actualidad no percibas todas las deudas que te generaron los estudios. Notas cómo cada día influyen en el desarrollo de tus finanzas personales y en tu estado económico.  El temor nace dado a la incertidumbre de no poder pagar la deuda contraída. También por pensar que sumarás preocupaciones al verte en la obligación de solicitar otro tipo de préstamo para cubrir el estudiantil.

Al igual que a ti, a muchas personas les sucede exactamente lo mismo.  No obstante, hay quienes cuentan con el apoyo de los ingresos familiares. Aunque sienten la misma inquietud porque luego la deuda será con el grupo familiar.

 

Lee también: 5 Instrumentos de Ahorro para la Educación Financiera de Nuestros Hijos

 

¿Naciste entre 1981 y 1995? Estas son las 5 cosas que le pueden estar pasando a tus finanzas personales4.  Descontrol en los ahorros

Ahorrar es un término que has escuchado desde que tienes uso de razón pero que con el tiempo has ido ignorando.

Tus padres siempre te han repetido que debes guardar una porción de los gastos que sueles tener. A cada rato te recordaban evitar un consumo superior al normal por el bien de tus finanzas personales. Y ahora las consecuencias de no prestar atención o no poner en práctica los consejos de tus seres queridos, son colocarte  en dos situaciones difíciles: no ahorrar o hacerlo pero gastarlo por motivos insignificantes.

La segunda situación es la que más suele repetirse. Ahorras durante mucho tiempo con la intención de seguir haciéndolo por períodos extensos, pero al final terminas empleando tus ahorros en todo, menos en algo que realmente valga la pena.

Tanto tú como el resto de los millenials apenas se encuentran en las primeras fases de su vida laboral. Esto conlleva a que aún no has asegurado adecuadamente tus finanzas personales y un futuro económico apropiado.    Sin embargo, el problema no es ese. El inconveniente está en que ya han comenzado a cubrir los excedentes con un dinero que debería estar dirigido al ahorro.

Para que evites sacrificar tus ahorros en compras o cosas que realmente necesitas, intenta buscando otras fuentes que te generen ingresos.    Es lógico que no sea una tarea sencilla y mucho menos cómoda, deberás concentrarte y tener fuerza de voluntad con la finalidad de no abusar del dinero que guardas para un determinado fin. Inténtalo y más temprano que tarde comenzarás a ver resultados financieros óptimos, los cuales te impulsarán a seguir respetando cada uno de tus propósitos.

 

5.  Mal uso del dinero

A partir de cierta edad, concretamente desde el momento en que inicias tu independencia financiera, consideras que eres la única persona capaz de decidir en qué gastar tu dinero. Ya los consejos de tus padres, amigos, familiares y profesores no los tomas en cuenta.

El desastre es tan grande que pareciera que nunca te hubieran hablado de finanzas personales y de sus enormes ventajas. En resumen, de todo lo que puedes conseguir si utilizas de buena manera las múltiples herramientas que te conceden.

En este sentido, las preferencias por gastar en experiencias en lugar de bienes o cosas duraderas que te aporten beneficios, constituye el ejemplo más claro de la mala inversión.

No está mal distraerse, salir de lo cotidiano, recrearse o de realizar actividades que te produzcan placer. Lo incorrecto se encuentra en sólo darle prioridad a las salidas grupales, asistir a conciertos y festivales musicales, acudir a eventos deportivos o ir a bares todos los fines de semana.

 

Existen muchas maneras, pero todo dependerá de las ganas que tengas en ser el dueño de tu casa. O por qué no de un apartamento y todas tus cosas.     Asimismo, mantener en equilibrio tus prioridades y placeres contribuirá en el buen manejo de tus ingresos. Eso te ayudará a evitar la solicitud de préstamos y por lo tanto, seguir endeudándote.     No creas que lo lograrás en poco tiempo, nadie ha podido. Debes recapacitar, ser constante, disciplinado y nunca rendirte. Además, es necesario que estés pendiente de cualquier cosa irregular que posiblemente afecte tus finanzas y posteriormente solucionarla.

 

De igual forma, comparte todo lo que acabas de aprender con tus familiares, amigos o personas de tu misma edad. Hazlo para que ellos también traten estas situaciones, tomen previsiones y no tengan problemas con sus finanzas personales.    Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

naciste-entre-1981-y-1995-estas-son-las-5-cosas-que-le-pueden-estar-pasando-a-tus-finanzas-personales-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO