Joven, Programa tus Finanzas para la Universidad

Categorías:

¿Te gustaría gestionar tus finanzas de manera efectiva para comenzar tus estudios universitarios?. Si tu respuesta es afirmativa, entonces necesitas un plan que te permita aprovechar tus recursos de una manera apropiada y puedas lograr tu objetivo: graduarte.

 

Como sabes, la planificación es un proceso indispensable en cualquier aspecto de tu vida. Es una guía que te permite superar las adversidades y aprovechar las oportunidades que aparezcan durante tu formación académica.

En la actualidad, existen numerosas herramientas que pueden acompañarte durante ese trayecto; facilitando la ejecución de tus estrategias y generación la satisfacción personal que tú necesitas.

 

Te Puede interesar: Conoce los 5 Fraudes Clásicos de México

 

Por ese motivo, hoy voy a mostrarte cómo puedes Programar tus Finanzas para la Universidad de una manera fácil y efectiva:

 

  • Analiza tu situación

Joven, Programa tus Finanzas para la UniversidadAnalizar tu situación actual te permite conocer con qué recursos y habilidades cuentas para alcanzar tus objetivos en la vida.

Es un proceso de reflexión mediante el cual identificas tus fortalezas y tus debilidades considerando algunos factores externos que puedan tener influencia en tu futuro.

Puedes comenzar con un listado de 5 o 10 fortalezas en los aspectos monetarios, conocimientos recursos disponibles y cualquier otro elemento que consideres oportuno y relevante para tomar decisiones.

 

Luego, identifica la misma cantidad de debilidades. Recuerda que, debes escoger objetivamente para que tu análisis sea de mayor utilidad.

Una vez hayas realizado tu análisis interno, vas a estudiar las condiciones de tu entorno. Recuerda que, esos factores pueden ser oportunidades o amenazas y tú necesitas actuar proactivamente para sacarle provecho a cada situación.

Con estos cuatros elementos ya tienes suficiente información para tomar las decisiones que más te favorezcan. En especial, si has asumido un compromiso férreo por estudiar a nivel universitario cuando finalices la preparatoria.

 

  • Elabora un Proyecto de Vida

El proyecto de vida es un instrumento de planificación sumamente importante que puedes elaborar para mejorar la gestión de tus finanzas.

Como imagina, no existe un proceso “obligatorio” para elaborarlo. Por lo general, es sólo un documento escrito en donde colocas distintos objetivos que deseas alcanzar en el futuro y específicas cómo vas a hacerlo.

 

Una manera muy efectiva de visualizar tu futuro es a través de una autobiografía. Con ese ejercicio que, fácilmente puedes crear en una sola tarde, vas a recordar muchos momentos de éxitos y de aprendizajes que te harán actuar de manera más responsable.

 

Recuerda que, tus objetivos deben ser concretos y alcanzables. De otra manera, terminarás desaprovechando tus recursos, tu tiempo y viviendo decepciones.

Si gustas, puedes agregar distintas imágenes a tu documento. De esa manera, ilustras qué deseas conseguir y tendrás mucha más autoconfianza por lograrlo.

También es oportuno que especifiques tus estrategias. Cuando específicas tus cursos de acción, cada una de las decisiones que tomes y cada paso que des, van a ser el resultado de un proceso de planificación riguroso.

 

Aunque tu objetivo principal sea estudiar una carrera universitaria y tu principal preocupación tus finanzas no debes limitar tu proyecto de vida a esos dos ámbitos. Es un importante que tengas una perspectiva mucho más amplia porque de esa manera podrás encontrar mayores oportunidades y tendrás también mayor creatividad para resolver problemas.

 

  • Realiza un Presupuesto

Joven, Programa tus Finanzas para la UniversidadEl presupuesto es otro instrumento de planificación que tú necesitas para el éxito académico.

Como sabes, es un documento en donde estimas en términos monetarios tus ingresos y tus egresos durante un período determinado.

Por ese motivo, debes elaborar en función de tu proyecto de vida. De esa manera, tus “deseos” van a estar expresados de una manera medible y tendrán una fecha específica para realizarlos.

Tú puedes crear un presupuesto utilizando cualquier tipo de herramienta que se adapte a tus necesidades o condiciones. Por ejemplo: excel, usando alguna aplicación o cualquier otro recurso similar.

 

En tu presupuesto, debes especificar cuáles serán tus fuentes de ingresos y asignarle un valor monetario. El proceso es muy sencillo si tienes una fuente de ingreso estable o si ya tienes previsto qué nuevas actividades puedes realizar.

En cuanto a los gastos, es conveniente utilizar algunos datos del pasado para hacer algunas proyecciones. Puedes utilizar recibos, facturas, cheques o cualquier otro documento financiero.

 

En caso de necesitar los montos estimados de nuevos gastos, puedes utilizar algunas facturas proformas, presupuestos o conseguir precios contactando directamente a tus (futuros) proveedores.

Algunos de los gastos importantes que debes considerar son:

  • Alimentación.
  • Salud.
  • Vivienda.
  • Vestimenta.
  • Calzado.
  • Educación.
  • Transporte.
  • Recreación.
  • Imprevistos.

La elaboración del presupuesto es una etapa muy importante para programar tu educación universitaria. En especial, si tienes el deseo de independizarte pronto o tus recursos aparentemente sean insuficientes para cubrir con todas tus obligación.

 

  • Diversifica tus ingresos

Tener ingresos estables genera tranquilidad emocional para cumplir con los compromisos académicos y, de esa manera, evitas pasar por algunos momentos incómodos. Sin embargo, es oportuno que te esfuerces tempranamente por conseguir la libertad financiera.

 

La diversificación de ingresos es una aptitud sumamente productiva ya que, te hacer permanecer continuamente aprendiendo de los demás y buscando cómo aprovechar las oportunidades que detectes.

 

Algunos jóvenes, por necesidad o voluntad, deciden incursionar tempranamente al mercado laboral o emprender.

Si te identificas con esas acciones simultáneas mientras estudias, debes ser responsable desde el primer momento.

También es oportuno conocer qué financiamientos pueden estar a tu alcance en esta etapa de tu vida. Por ejemplo: becas, créditos, ayudas gubernamentales o programas de empleos en la institución donde estudios.

De esa manera, puedes comenzar a recibir tu propio dinero mientras estudias y comenzar a utilizar los productos y servicios que las instituciones públicas y privadas pueden ofrecer a los universitarios.

 

  • Emprende

Como imaginas, las personas tienen distintos niveles de preparación para poner en marchar un emprendimiento.

Por ese motivo, es frecuente observar cómo algunas ideas que parecían excelentes dejan de convertirse en un negocio rentable.

Antes de emprender debes aprender. De esa manera, vas a tener una mayor preparación personal y profesional que te ayude a sacarle el mayor provecho a las oportunidades de negocios que hayas identificado.

En la actualidad, hay muchas ideas de negocios que puedes poner en marcha aunque aún estés en la universidad. Sólo debes identificar algunas de ellas y evaluar cuáles son las más factibles dependiendo del contexto.

 

Lee también: 10 Pasos para Crear un Pitch de Ventas Inolvidable

 

  • Optimiza tus gastos

La optimización de los gastos es el resultado de un pensamiento racional antes de tomar decisiones.

Por ese motivo, es necesario haberlos especificado en el presupuesto. De otra manera, podrías conseguir un déficit y, por tanto, endeudarte innecesariamente.

 

Para optimizar tus gastos necesitas tomar decisiones inteligentes en cuanto a: alimentación, salud, educación y vivienda principalmente. Sin embargo, tú tienes la oportunidad de agregar otros gastos en función de tus intereses.

Hay algunas técnicas de ahorro que tú puedes poner en práctica para reducir y, en algunos casos, eliminar gastos innecesarios en tu vida.

 

Una de las técnicas más importantes es la comparación de precios. Cuando realizas ese tipo de procesos te das cuenta que muchas te compras son innecesarios o que, podrías reducirlas considerablemente si probases otras marcas por ejemplo.

Recuerda que, estudiar es una inversión y, por ese motivo, todas las decisiones van a generar algún beneficio en el futuro ya sea de tipo monetario o intelectual si te esfuerzas lo suficiente.

 

  • Ejecuta tu Plan

La fase dinámica exige autoconfianza, motivación energía por hacer las actividades conforme a lo previsto.

Cuando ejecutas tu plan tienes la oportunidad actuar con mayor tranquilidad. Tú guía te indica qué debes hacer, cuándo y cómo.

 

De esa manera, todos tus esfuerzos están concentrados en actividades específicas que te acercarán mucho más a tus objetivos: estudiar y graduarte.

En ocasiones, vas a necesitar el respaldo de tus familiares, amigos o conocidos. Sin embargo, todo va a depender de tu proyecto de vida.

 

  • Aprovecha las herramientas tradicionales y digitales

Como sabes, son muchas las herramientas que puedes utilizar para la gestión de tus finanzas.

En la actualidad, puedes recurrir desde combinación tradicional del papel, lápiz y calculadora hasta sofisticadas y muy intuitivas aplicaciones digitales que puedes adquirir gratuitamente.

 

Además de evitar gastos innecesarios, el uso de estos recursos te permite una gestión efectiva, de tu tiempo y evitas vivir momentos de preocupación porque tienes un registro cronológico y ordenado de las actividades que realizas.

 

  • Compara lo ejecutado con lo planeado

Este tipo de mecanismos de control te ayudan a conocer qué tan efectivas han sido tus acciones.

Si no existe desviación significativa entre ambos, entonces puedes continuar realizando las actividades conforme al plan.

Y si las desviaciones son significativas, entonces será necesario aplicar acciones correctivas. Algunos ejemplos serían: evitar almorzar en la calle y llevar la comida desde casa para ahorrar, disminuir algunos gastos de recreación o solicitar un aumento de salario.

Esas medidas no corrección no implican cambios drásticos en tu proyecto. En ocasiones, serán sólo ligeros cambios que deben realizarse con la intención de adaptarlos a uno de los escenarios que previamente hayas visualizado cuando comenzaste el proceso de planificación.´

 

  • ¡Estudia!

Ahora que tienes un plan que te ayuda mantener una mejor gestión financiera puedes concentrarte en estudiar.

La etapa universitaria es una de las mayores experiencias que puedes tener ya que, estás en contacto con personas talentosas como tú quienes comparten el mismo deseo de superación personal.

Si escogiste un programa de estudio con el cual te identificas y te satisface, entonces vas a disfrutar esta nueva etapa en tu formación profesional.

¿Necesitas más consejos financieros?. Si es así, te invito a contactarme porque estoy aquí para enseñarte cómo Programar tus Finanzas para la Universidad.  Inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

joven-programa-tus-finanzas-para-la-universidad

Cónoce los mejores trucos de AHORRO