haz-un-balance-de-gastos-antes-de-comprar-parte-5

Haz un balance de gastos antes de comprar – Parte 5

Categorías:

Los préstamos representan una forma anticipada de realizar un ahorro. Se trata de un compromiso que se adquiere por el hecho de tener un presupuesto a la mano de manera inmediata. Lo ideal siempre será tener un presupuesto de ahorro acumulado, en tanto nos evita el pago de intereses bancarios y tener que sacar una buena parte de nuestro salario mes a mes.

Pero los préstamos en sí mismos, no tienen porque representar una amenaza. Sí, son un factor que nos ayuda a tener un dinero determinado de manera inmediata, pero ello no es reflejo del típico pecado que se comete cuando una persona se ve impulsada a realizar compras por deseo.

De hecho, en buena parte de los casos, los préstamos se adquieren ante situaciones de medidas desesperadas, como única vía de escape a un problema determinado como lo puede ser un percance de salud o un accidente de tránsito donde es necesario pagar los daños efectuados a otro auto, entre muchos más.

Antes contraer la responsabilidad de un préstamo

El asunto con los préstamos, como deuda adquirida radica esencialmente en la manera como asimilamos y adquirimos el compromiso de pagarlo. Por eso es más que necesario estudiar a fondo que otro tipo de alternativas hay a la mano para evitarse el costo de los intereses bancarios.

Se puede acudir, por ejemplo, al apoyo financiero de nuestros familiares o realizar la venta de aquel conjunto de joyas de oro que llevan años sin volverse a usar; esta última es una medida muy usada hoy en día por muchas personas.

Pero en el caso de que no exista otra opción, entonces buscar y estudiar a fondo los tipos de intereses y los plazos de financiamiento que tienen para ofrecernos el banco, para así tener una claridad del costo que a largo plazo que implicará para nuestra vida esta decisión.

Las medidas a seguir

El primer aspecto a tener en cuenta, siempre será el de respetar sagradamente el valor que representa las cuotas mensuales a pagar. El peligro de no hacerlo bien, se verá reflejado en un ahogamiento financiero, que en muchos casos lleva a las personas al uso de tarjetas de crédito, o bien, el refinanciamiento del préstamo para seguirlo pagando durante mucho más tiempo y con discretos intereses bancarios que a la final incrementan el valor total del capital prestado.

Entre otros de los aspectos a tener en cuenta están:

  • Establecer una política de ahorro en casa que permita realizar pagos superiores a la tarifa mensual.
  • Buscar alternativas de ingresos extra para balancear los pagos mensuales.
  • En caso de no preferir el realizar abonos extras, ir ahorrando para alcanzar una cifra más grande que se inyecte de manera directa en la deuda, lo que hace más efectivo los pagos de intereses.

Estudiar la deuda con frecuencia

Dentro de otras de las alternativas para aprender a convivir con el peso de una deuda y los pagos frecuentes que hay que realizar, es la de hacer un balance de los pagos y estudiar a fondo como se ha ido pagando el capital solicitado.

Este hecho te brindará una mayor claridad de cómo el proceso de la deuda se ha ido pagando, otorgándote un buen sentimiento de tranquilidad. Pero más allá de eso, también te permite identificar otras estrategias para pagar el préstamo, como también advertir si el banco está abusando de ti al incrementar sus intereses: asunto que ocurre con mucha frecuencia en el sector de las entidades bancarias.

[ninja-popup id=760081 autoopen=true]
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

haz-un-balance-de-gastos-antes-de-comprar-parte-5-billmo-envos-de-dinero-y-cartera-digital