hacer-un-balance-de-costos-antes-de-gastar-parte-3

Hacer un balance de costos antes de gastar – Parte 3

Categorías:

Cuando se aprende a contener el deseo de realizar compras inmediatas, nuestra economía mejora de manera exponencial. Y la razón recae en el hecho de que así somos conscientes de nuestras limitaciones económicas y hasta qué punto puede perjudicarnos llevar una vida sin realizar un balance costos.

Igual que en la vida, toda acción propone una reacción. La toma de decisiones en términos de gastos puede influenciar positiva o negativamente en nuestro bolsillo, por lo que aprender a contenerse y ser conscientes del impacto que tendrá una compra es la mejor manera de analizar las consecuencias de nuestros actos, o bien, de nuestras compras.

Ahorrar para trazarse una meta

La solución más razonable entonces, es la de identificar bien hasta qué punto ese deseo puede aportarnos a nuestra vida. Y una vez considerado si resulta positivo dicho gasto, si esa consola de videojuego si va a proporcionarnos grandes alegrías o ese nuevo auto realmente facilitará nuestra vida diaria, la mejor opción entonces es la de ahorrar y tener paciencia para materializar el deseo a base de nuestros sacrificios.

Hacer un balance de costos, influenciará entonces en aprender a tomar estrategias de ahorro que nos permita sacar un peso de aquí y un peso de allá para consolidar el capital total que necesitamos en esa meta que nos hemos trazado.

Además convivir con un proceso de ahorro estimula aun más el deseo de lo que obtendremos a largo plazo. Ese traje que te pareció tan fantástico obtendrá un valor mucho más sentimental para ti en tanto no solo significó una espera, sino ante todo el convencerte por completo que el deseo de obtenerlo era lo suficientemente grande y consistente para agregar un valor a tu vida.

Remodelar una casa: el típico ejemplo de hacer un balance de costos

Dentro de todos los gastos que realizamos a lo largo de nuestra vida, uno de los más vitales y quizá más imprescindibles de llegar a tener, es el de remodelar nuestro hogar. Se trata de un hecho natural, en tanto nos permite innovar y renovar la realidad misma que habitamos de manera cotidiana.

De hecho, de acuerdo a estudios de diseño de interiores y arquitectura, una remodelación de nuestro hogar, influye positivamente en nuestra salud y nuestra manera de percibir la realidad. Pero para que esta realidad no se vea asfixiada por deudas, existen medidas a seguir.

Por ejemplo:

  • Hacer una lista de todo lo que soñamos y deseamos remodelar para establecer prioridades.
  • Estas prioridades son más que necesarias ya que no siempre nos alcanzará el presupuesto para cumplir lo que anhelamos.
  • Esto también ayuda a distinguir en qué medida el gasto de la remodelación se convierte en una inversión que dará valor a la propiedad.
  • Realizar varias cotizaciones en lo relativo a materiales. No siempre la primera oferta es la mejor y resulta más oportuno estudiar todas las alternativas para tener la satisfacción de haber realizado la elección correcta.
  • Considerar todos los gastos extras que puedan agregarse: quizá haya que invertir en una bolsa extra de cemento o agregar una baldosa extra.
  • Capitalizar que tanto dinero extra será necesario tener a la mano y hasta qué punto sería correcto realizar un préstamo bancario.

[ninja-popup id=760081 autoopen=true]
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

hacer-un-balance-de-costos-antes-de-gastar-parte-3-billmo-envos-de-dinero-y-cartera-digital