Fomenta la Lectura de los Niños con estos Sencillos Pasos

Categorías:

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

La lectura es un hábito que la educación infantil está llamada a estimular para el aprendizaje de los conocimientos. El Estado, la escuela y los medios de comunicación, así como muchos especialistas se han interesado notablemente por el tema

Los padres, docentes, y en general, la sociedad han reconocido la importancia que tiene la lectura en la formación de sus hijos, de los estudiantes y ciudadanos. Por esta razón, son recurrentes los planes y programas que el Estado extiende con el objetivo de fomentar la lectura. La institución reconoce que un pueblo que lee puede mejorar su vida.

 

Visita: Como hacer que los niños estudien con motivación

 

Bajo este esquema la orientación dicta que la lectura va mucho más allá del mero conocimiento de las letras, del sonido que poseen y el significado que expresan. Es decir, que no es solo la estructura sintáctica, ni la ortografía ni los signos de puntuación lo que interesa en una política para promocionar y fomentar la lectura.

El interés fundamental se concentra en generar un acto pensante de comprensión de lo que estás leyendo. Porque si lees sin comprender, representa una repetición mecánica de sonidos. Sino llegas a comprender lo que has leído, entonces no serás capaz de analizar el mensaje que el autor ha compuesto en el libro, por lo que no puedes realizar una crítica.

 

Fomenta la Lectura de los Niños con estos Sencillos PasosIr más allá de la lectura

Todo ejercicio de lectura plantea una relación entre el autor y el lector. La teoría indica que el escritor es el encargado de realizar los contenidos. En otras palabras, es quien codifica el mensaje. Él ha gestado la idea. La ha planificado para hacerla extensiva en un número diverso de páginas. Igualmente ha estructurado su discurso. Y se ha puesto a escribir.

Mientras tanto el lector cumple un proceso inverso al que operó el escritor. Tú como lector te enfrentas a un texto y te confrontas con oraciones y párrafos. Con una estructura y un discurso. Todo eso lo vas armando en tu interior, juega un papel significativo la imaginación y también lo que has leído previamente.

Entonces el autor escribe su obra y el lector la recompone en su psiquis. Pero ese ejercicio de transmisión de un mensaje, tú como lector, lo debes hacer orgánico. Es decir, has de comprender la idea y tener una opinión. Serás capaz de contar lo que has leído. Lo analizarás. Entenderás la emoción concentrada en el texto. Y podrás valorarlo.

En este sentido, todo plan que conlleve a fomentar entre los niños el aprendizaje, debe ir acompañado por estrategias de comprensión de la lectura. La educación infantil demanda que para cumplir con estos objetivos los docentes deben también ser lectores lo que te puede ayudar a ti maestro y profesor a ir más allá de la lectura.

El hábito de la lectura exige de niños motivados. Ellos habrán de encontrar en los libros la posibilidad de descubrir la magia en la que se introduce el aprendizaje. El objetivo plantea poder comprender lo que los autores dicen producto de investigaciones, reflexión, y afán por conocer y publicarlo para el bienestar general.

 

Leer o no leer, he allí el problema

La sociedad actual rechaza al libro porque se acostumbró a que los mensajes le lleguen de forma instantánea. Tú miras la televisión o escuchas radio, y ya crees que tienes todo. Ingresas a internet, y buscas cualquier dato, lo copias y lo pegas en ocasiones sin leerlo. Eso pasa, y tú bien lo sabes.

Ese esfuerzo mental que conlleva la lectura, frente a lo automático y digestivo que resultan los contenidos audiovisuales, por ejemplo, el niño lo expresa con un rechazo. En tanto la educación infantil pareciera promover y fomentar la lectura de forma obligada, lo que consecuencialmente trae un castigo, una mala evaluación.

En este contexto el interés por la lectura decae. Entonces los niños no leen porque no les interesa. Pero es obligación del Estado, de la sociedad, la escuela y la familia formular planes de acción para que el niño muestre interés por la lectura y desarrolle este importante hábito.

 

Fomenta la Lectura de los Niños con estos Sencillos PasosPasos para fomentar la lectura

Sin embargo, muchos especialistas en el tema, en vista de las debilidades que se han concentrado históricamente en la práctica de la lectura, manifiestan diferentes propuestas al respecto. En este orden, la generación teórica despliega estrategias, métodos, recursos, herramientas, técnica y diseños.

Los psicólogos analizan las respuestas cognitivas que operan en el ejercicio de la lectura, y la comprensión de la misma. Los educadores, establecen estrategias metodológicas para el mismo fin. Escritores y periodistas reflexionan sobre sus métodos y disertan como estructuran lo que escriben y con qué interés.

Los medios, bajo concurso del Estado, y en función de su responsabilidad en la formación de los ciudadanos, en ocasiones libra campañas para fomentar la lectura y que la misma sirva para la educación infantil y el aprendizaje. De manera que el tema moviliza a toda la sociedad que ve que el desinterés por la lectura es preocupante.  

Y estos puntos se materializan en las siguientes estrategias o en los sencillos pasos que a continuación se anotan:

  • El padre o el docente debe buscar lecturas interesantes.
  • Leer no es una orden ni una obligación. Quien sirva de facilitador ha de proveer un ambiente armonioso. Puede leer en voz alta y narrar episodios del libro. Al mismo tiempo colectivizará la lectura de manera participativa y espontánea.
  • El tiempo para la lectura no lo debe regir el reloj, sino el placer de leer y comentar lo leído.
  • Aplicar estrategias que conlleven a la comprensión de la lectura.  
  • El adulto que impulsa al niño por la lectura, se presentará como un lector. Su sensibilidad contagiará a los niños motivados por este ejercicio.
  • El disfrute de la lectura rivaliza con lo punitivo. Leer es un placer. Significa descubrir que los libros, además de información contiene una magia implícita que estimula la imaginación.  
  • Los docentes en la educación infantil están en la obligación de fomentar el amor por los libros y la lectura.
  • Si el niño descubre que por medio de los libros puede alcanzar objetivos de aprendizaje la lectura será un fin materializado.

 

Modalidades de Lectura

Como se ha dicho, las estrategias para llevar a cabo una práctica de lectura son muchas. Aquí podrás hallar algunas modalidades que tienen por interés conducir el interés del niño por la lectura. Es importante que recuerdes que la educación es un hecho social, que no solo educa la escuela, también la familia y el entorno.

En primer lugar, se señala la Lectura Guiada: esta expone que el niño en el ejercicio de la lectura debe orientarse hacia la formulación de preguntas sobre el texto. Y es ese el papel del docente o facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje.  

En segundo lugar, identificamos la Lectura Compartida:  involucra al propio niño a que se haga interrogantes sobre lo leído. Y como es compartida prevé la participación de los niños en el progreso.

En tercer lugar, tenemos la Lectura Comentada: comprende a pequeños grupos que interactúan en el desarrollo de la lectura.

Y finalmente tenemos la Lectura Independiente: aquí los niños motivados por la lectura se movilizan entre los contenidos, leen y ejercen criterios selectivos y críticos. Se buscan respuestas a objetivos trazados previamente.

Clasificación de Lecturas

La lectura mecánica:

Propia de una educación mecanicista. En ella tú solo memorizas sin comprender.

Lectura literal:

Lees y someramente comprendes muy por encima los contenidos.

Lectura oral:

Como su nombre lo indica se trata de una lectura de voz alzada.

Fomenta la Lectura de los Niños con estos Sencillos PasosLectura silenciosa:

Interviene aquí un proceso cognitivo en el que tú, lector, te sumerges mentalmente en el contenido.

Lectura reflexiva:

El lector intenta explorar más allá de lo que está dicho en el texto. Moviliza todos sus recursos para interpretarlos. Recurre a lecturas previas y a su propia experiencia.

Lectura rápida:

El lector discrimina lo más importante en el texto, selecciona lo de su interés y jerarquiza.

Los especialistas recomiendan que todo lector tenga un propósito a la hora confrontar un texto. A grandes rasgos está obligado a revisar el contenido. La formulación de preguntas y sus respectivas respuestas permiten avanzar en la lectura y comprender de manera significativa.

Por otra parte, hacerte de un diccionario te revelará los significados de las palabras y ayudará a la comprensión. También te puedes ubicar con el contexto en el que está expresada la palabra. Según éste puedes descubrir a qué se refiere. Resulta útil expresar lo que lees. Igualmente regresar sobre lo ya leído, es decir repasar el texto.

 

Puedes leer: Cosas Inútiles para tu Hogar: Aprende a Identificarlos

 

La lectura es una práctica que en la educación infantil sirve para dirigir la enseñanza y lograr el aprendizaje. Los niños motivados a través de la lectura pueden desarrollar habilidades y alcanzar destrezas para la comprensión, que se refleja en el entendimiento de las complejidades de lo real.

La lectura es un hábito que permite manejar herramientas como vocabulario, construcción gramatical, ortografía, formar la imaginación, el pensamiento, la concentración, reflexión, análisis crítico, atención al oyente, conocimiento y cultura,

Definitivamente, la lectura puede ser algo divertido y que funciona para el aprendizaje.

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

 

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

the popup should come up
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

fomenta-la-lectura-de-los-nios-con-estos-sencillos-pasos

Cónoce los mejores trucos de AHORRO