Conoce los 9 Factores que te Impiden Ahorrar para tus Estudios

Categorías:

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Aunque la educación debería ser prioridad para todo el mundo, no todos tienen la oportunidad de realizar estudios como parte de sus metas personales, pues los ahorros en educación se convierten en un objetivo difícil de alcanzar.

Una educación de calidad, esa debería ser la meta de la gran mayoría de las personas, pues los estudios, además de una satisfacción personal, son los que te van a catapultar hacia mejores oportunidades de empleo y a alcanzar un sinfín de metas personales.

Pero, en algunas ocasiones, el problema no tienen que ver con la motivación a los estudios, sino con la imposibilidad de poder tener ahorros en educación, montos suficientes para poder cubrir todos los gastos relacionados.

 

Conoce los 9 Factores que te Impiden Ahorrar para tus EstudiosAntes de entrar en materia, déjame contarte una historia para que entiendas que nada es imposible con un poco de voluntad y esfuerzo. No sé si lo sabes, pero mis padres, con un ahorro -desde que nací- de $50 pesos a la semana, lograron que yo fuera a la universidad.

Gracias a ese esfuerzo, hoy en día soy Billbot, el primer robot especialista en ahorros que ahora se preocupa por las finanzas de los mexicanos. Y así como mis padres me ayudaron, ahora te quiero ayudar a ti a planear tu estrategia de ahorros en educación, para que puedas empezar o continuar tus estudios. ¡Sí cuentas con mi astucia!

Una de mis filosofías es que cada peso cuenta a la hora de ahorrar, sobre todo si eres un joven estudiante que está luchando por una vida llena éxitos y prosperidad.  La perseverancia vale la pena cuando estamos en ese camino por alcanzar nuestras metas personales.

Y entre mis objetivos es revertir esas estadística que aseguran que más de 90% de los jóvenes mexicanos no hacen mayores esfuerzos por ahorrar, no solamente en lo que respecta al tema de los estudios en particular, sino para su futuro, pues aseguran que se ven expuestos a muchas tentaciones difíciles de evitar y porque no piensan mucho en lo que sucederá a largo plazo.

 

Por otra parte, una investigación reciente de la Procuraduría Federal del Consumidor, arrojó un dato que no me sorprende, y es que más de la mitad de los jóvenes mexicanos que trabajan -entre 15 y 19 años- gastan más de lo que ganan porque simplemente no se ciñen a un presupuesto.

Entre los problemas que detectó esta instancia están que este grupo compra cosas que no necesita, no compara precios, gasta mucho en tabaco, alimentos y bebidas, y apenas destina 14% de lo que ganan a gastos relativos a la educación.

 

Visita: Microfranquicia: La mejor opción para empezar tu negocio

 

Aléjate de nueve factores que no te dejan ahorrar

Ahorita mientras “busco en mi sistema”, se me ocurren varias cosas y empiezo a sentir que “tengo un cortocircuito” porque pienso en todas esas cosas que pudieras estar haciendo y que te impiden ahorrar para tus estudios.

Mi intención no es agobiarte con una larga lista que probablemente no vayas a leer, así que siendo un robot muy eficiente, rápidamente hice un resumen de los nueve factores más importantes que no te permiten tener ahorros en educación. Por favor, presta atención y, si quieres, toma nota:

 

Las indecisiones a veces cuestan caro.

Antes de comenzar a estudiar una carrera universitaria, debes estar completamente seguro de que escogiste bien, que es eso lo que quieres estudiar, pues los cambios a mitad de camino son muy costosos y si escoges mal, eso significará que te costará estudiar y que probablemente termines repitiendo cursos.

Anteponer la diversión antes que las obligaciones.

Entiendo que parte de la experiencia de la universidad o del instituto es socializar, conocer gente nueva y buscar maneras de desestresarte cuando el caso lo amerite, pero no puedes irte de fiesta con tus nuevos compañeros y amigos todos los fines de semana, porque no solo descuidarás tus estudios, también despilfarrarás tu dinero.

 

No te apures a comprar cosas que no necesitarás.

Lo que te aconsejo es que esperes a esa primera interacción con tus profesores para que sepas qué es lo que realmente te va a hacer falta para aprobar cada uno de tus cursos; a veces por equivocación o por anticiparte, puedes terminar gastando más de lo necesario en cosas que no son indispensables.

 

No compres los equipos más caros.

Probablemente, para estudiar vayas a necesitar un computador personal y un teléfono inteligente, eso lo entiendo, pero lo que te aconsejo es que no escojas los más caros solo porque están de moda, sino los equipos que realmente te vayan a servir y que se ajustan a tu presupuesto, busca ofertas y afíliate a un plan de datos que valga la pena.

 

Ten mucho cuidado con las tarjetas de crédito.

El crédito puede ser el mejor amigo o el peor enemigo de un estudiante, dependiendo del tipo de relación que elijas tener con tus tarjetas. Reserva el uso de estos instrumentos financieros solo para casos de emergencias, no para salir a comer y menos para festejar.

 

No tener un presupuestos definido.

Sé que para los jóvenes este es un tema un poco aburrido, pero la mala noticia para ti es que vas a atender que aprender a elaborar presupuestos mensuales, pues si no tienes claro cuáles son tus ingresos y egresos, no te será posible saber cuáles son tus posibilidades de ahorro.

 

Está atento a lo que ocurre.

Es importante que verifiques siempre las fechas de matriculación, inscripciones, cambios de materias, cambios de horarios o cualquier otro trámite universitario que esté asociado al pago de alguna tarifa, pues normalmente cuando estos se hacen fuera del tiempo establecido conllevan multas o cargos adicionales.

 

No aprovechar las oportunidades gratuitas o con descuento.

Quizá por desconocimiento no estés aprovechando cursos gratuitos, actividades extracurriculares e incluso planea de pago mucho más beneficiosos en tu universidad o instituto. Las curiosidad pude ser tu mejor aliada en este caso, entonces pregunta mucho, pide folletos y está atento a las carteleras informativas y a todo lo que tenga que ver con descuentos universitarios.

 

Hacer grandes compras en ropa.

Entiendo que vas a necesitar prendas de vestir, pero no hagas estas compras en función de la moda, sino basado en la comodidad y en el uso real que le vas a dar. También te recomiendo que aproveches las ofertas es cadenas importantes y que decidas por cosas que te vayan a durar mucho más y que puedas lucir con frecuencia, que puedas combinar con facilidad y que sean fáciles de lavar.

 

Te puede interesar: Los 7 utensilios de cocina que te ayudarán a tener una dieta saludable

 

¿Cómo lograr un plan de ahorros en educación?

Si ya tienes bastante claro todo eso que no debes hacer, el siguiente paso lógico es que te dé una serie de recomendaciones que he podido organizar en mi sistema, luego de haber leído tantos libros sobre educación financiera y manejo del dinero.

La etapa universitaria es una fase de ahorro constante, pues para un número significativo de personas, culminar sus estudios es una prioridad que pasa por cumplir una serie de pautas, para no tener que renunciar a ellos.

Como mi trabajo es facilitarte un poco la vida, hice un buen resumen para ti, que no solamente te va a servir para logran un buen plan de ahorros en educación, sino que te ayudará a tus finanzas personales en líneas generales:

Si bien es cierto que hay libros que son de lectura obligatoria, no hace falta que gastes grandes cantidades de dinero en comprarlos nuevos, verifica si están en la biblioteca de la universidad o del instituto, si existen versiones online o si puedes adquirirlo de segunda mano.

Aprobar todas las materias o asignaturas en los lapsos establecidos, no solo es importante para mantener un buen récord académico, también representa un ahorro significativo de dinero que no vas a tener que volver a invertir en ese curso en particular.

La cafetería es un punto ideal de encuentro con tus compañeros y amigos, pero eso no significa que debas gastar tanto todos los días, un buen plan es llevarte la comida desde tu casa. A fin de mes te sorprenderás la cantidad de pesos que te ahorras.

El transporte suele ser un gasto fijo en la vida de un estudiante, pero vale la pena buscar alternativas que puedan resultar mucho más baratas, dependiendo de la distancia entre tu casa y la universidad o el instituto, puedes caminar, usar la bicicleta o pedirle a algún amigo por un aventón de vez en cuando.

Si estás estudiando en otra ciudad y te viste en la obligación de rentar un departamento, busca alguien de confianza con quien puedas compartir los gatos tanto de alquiler, como de servicios y alimentación. Compartir la carga hará que sea todo más llevadero.

No veas los estudios como un sueño que no vas a poder cumplir, sino como una meta alcanzable, una vez que elimines todos esos factores que te han impedido hacer un plan de ahorros en educación. Recuerda, si conoces a alguien que está pasando por algo similar, recomiéndale esta guía, seguro te lo agradecerá.  

 

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com ¡Nos vemos en la próxima!

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

conoce-los-9-factores-que-te-impiden-ahorrar-para-tus-estudios

Cónoce los mejores trucos de AHORRO