9 Pasos para Realizar un Presupuesto Familiar

Categorías:

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Son muchísimas las personas que vinculan o comparan el presupuesto familiar con nada más el registro de lo que se gasta, lo costoso que resulta hacerlo y la pérdida de tiempo que conlleva el solo realizarlo.  Pero la realidad es muy diferente, con el presupuesto familiar se logra crear una especie de planificación de nuestros ingresos y de la asignación consciente de cada entrada que percibimos a una tarea en específica.

Al mismo tiempo, nos brinda la brillante alternativa de mantener el dominio y control de dicho plan, con datos de gran valor para irlos perfeccionando de manera frecuente.  Asimismo, nos permite verificar qué cantidad de dinero gastamos cada mes para luego sacar las conclusiones pertinentes y adaptarlas, de ser el caso, a nuestras necesidades.

De igual manera, el presupuesto familiar nos capacita para planear qué hacer con el dinero que obtenemos y nos sirve como una excelente guía para tomar las decisiones financieras más adecuadas. Sin embargo, no es suficiente con conocer todos los beneficios que conseguiremos con el presupuesto familiar, también es importante saber cómo elaborarlo.

En este sentido, para que prevengas problemas económicos y organices tus finanzas personales, a continuación aprenderás en tan solo 9 pasos la forma en que se realiza un presupuesto familiar junto a consejos e información extra que te será de gran ayuda.

 

Recomendado: 7 Cosas que Debes tener en Cuenta al realizar un Retiro de Efectivo

 

9 Pasos para Realizar un Presupuesto Familiar

9 Pasos para Realizar un Presupuesto Familiar

1.  Elegir la herramienta adecuada para registrar datos

Al hablar de herramienta nos estamos refiriendo al instrumento que utilizarás para anotar y registrar todos los datos necesarios y relacionados con el presupuesto, ya que con ella comenzará esta entretenida actividad.

¿Qué usar?

No debes preocuparte ni darle mucha importancia a qué herramienta usar, puedes utilizar desde un cuaderno o libreta de apuntes, el mismo Word o hasta una o las páginas que requieras de Excel.

Consejo:

Al momento de seleccionar la herramienta debes considerar, antes de elegirla, que obligatoriamente la deberás tener a tu disposición en cualquier instante con la finalidad de que se te haga más fácil no sólo registrar datos e información importante, sino también para que realices revisiones o modificaciones sin ningún tipo de dificultad o complejidad. Es decir, procura que sea cómoda, para nada extravagante, fácil de utilizar, que no ocupe mucho espacio, que sea útil y contenga todo aquello que te permita hacer de este paso lo menos tedioso posible.

Ahora bien, una vez que te hayas decidido por la herramienta a utilizar, muy seguramente te preguntarás: ¿Qué hago con ella?  Como mencionamos recientemente, allí debes registrar datos importantes. Por ejemplo:

  • Nombres: anota los nombres de cada uno de los miembros que comprenden o comprenderán el presupuesto familiar.
  •  Ingresos: apunta cuáles son los ingresos o activos familiares, es decir, las entradas más significativas de dinero.
  • Egresos: así como indicaste cuáles son los ingresos, deberás hacer lo mismo pero con los gastos y todo lo que se debe.

Para que evites confundir o mezclar unos datos con otros, destina una fila para los ingresos y otra para los egresos. De esa manera llevarás todo en perfecto orden y no caerás en equivocaciones.    Si no deseas llevarte un mal rato, entonces coloca los datos por separado, distribúyelos como si fuesen categorías, o sea, una columna para los nombres de los integrantes de la familia, otra para las entradas o ingresos y finalmente otra para los gastos o egresos.

 

2. Comenzar por lo más complicado

Sin lugar a dudas, situar este paso en uno de los primeros, pese a que no es obligatorio seguir el orden de los mismos, es muestra de que realizar un presupuesto familiar no es tan sencillo como se cree que es.

No obstante, la palabra “complicado” no quiere decir que sea imposible de realizar, que nos ocupe toda una semana o que quizás requiramos de la ayuda de un contador o experto en finanzas personales para realizarlo correctamente.  Pero sí es verdadero que en la mayoría de los casos suelen presentarse dificultades, principalmente en recordar qué se ha gastado debido a la ausencia de pruebas (recibos, facturas, etc.) que constaten tales gastos.

A su vez, esas dificultades traen consigo estrés y dejar a la mitad el presupuesto. Por lo tanto, la mejor forma de  hacer un presupuesto familiar es empezando por lo más difícil, lo que se considere más complejo o lo que es menos sencillo.

De esta manera, si no dejas al final la parte más compleja del presupuesto familiar, entonces ten por seguro que tú junto a tus familiares lo terminarán en tiempo record y sin verse en la necesidad de sufrir molestias al elaborarlo.

¡De interés!

Esta técnica no es usada solamente en el diseño de un presupuesto familiar, muchos estudiantes la usan al estudiar contenidos complejos.

 

3.  Determinar los ingresos

No basta con sólo anotar los ingresos ya que no te servirá de nada si no identificas completamente cuáles son las entradas. Esto no significa que incluirás entradas insignificantes puesto que este paso consiste en identificar los ingresos más importantes.

Por lo general, tales ingresos importantes lo constituyen el salario de la cabeza del hogar, (papá o mamá), la pensión de la Seguridad Social, la nómina o dinero por otras rentas. Todo dependerá de los ingresos de cada familia. Asimismo, es necesario incorporar los ingresos variables.

Ingresos variables

Si no sabes de qué tratan los llamados ingresos variables, no tienes por qué preocuparte ya que a continuación sabrás en qué consisten y cuáles son.

Los ingresos variables, como su nombre lo indica, son entradas que, a pesar de que no son fijas, sí se toman en cuenta porque hay seguridad de que se repiten con frecuencia y que pueden cambiar de valor. Este tipo de ingresos son comisiones, horas de trabajo extras, inversiones, colaboraciones, trabajos independientes, entre otros.

Como habrás podido notar, algunos de los ingresos antes mencionados no son constantes. Por ejemplo: las comisiones y las colaboraciones no siempre son fijas, además de que el valor de las mismas puede cambiar, es decir, un día la cantidad de comisiones puede ser más alta en comparación con ocasiones anteriores o futuras.

¿Qué se logra con identificar o determinar los ingresos?

Sin lugar a dudas, determinar las clases de ingresos y saber en qué consiste cada uno, te dará la facultad de tener una idea más amplia, acertada (exacta y sin equivocaciones) y sencilla de saber cuál es la cantidad de dinero que en verdad logras recibir. Es importante que los ingresos los determines con base a cada mes. No lo hagas por día o semana, lo recomendable es que sean los obtenidos de manera mensual.

 

4.  Identificar los egresos

No debes asustarte con este paso, pero es necesario tener presente y avisar con antelación que este paso a seguir es uno, o mejor dicho, el que más dificultad ocasiona, más estrés produce y más concentración exige.   El motivo por el cual identificar cuáles son los egresos resulta complejo y a veces tedioso, radica en que es indispensable ser lo más riguroso que se pueda. No obstante, al final de este paso te compartiremos algunas recomendaciones para que lo vuelvas divertido, o por lo menos, no sea o te parezca tan difícil.

¿Cuáles egresos debes identificar?

Así como harás con los ingresos deberás hacer con los egresos. En consecuencia, te tocará determinar en la herramienta que hayas elegido los gastos más relevantes: egresos fijos que frecuentemente tienden a restarle a tus ingresos. Estos egresos pueden deberse a circunstancias o necesidades que así lo provoquen, o porque es algo más subjetivo, es decir, que está en tu decisión gastar una determinada cantidad de dinero todos los fines de semana o cada quince días.

Gastos fijos

Dentro del grupo de gastos fijos se encuentran los que usualmente cualquier persona realiza. A continuación algunos ejemplos:

  • Si no cuentas con una casa o apartamento propio, debes pagar un canon de arrendamiento.
  • Si pusiste como garantía tu casa, debes pagar la hipoteca.
  • Si la educación de tus hijos es privada, debes pagar la mensualidad escolar.
  • Si cuentas con tarjetas de crédito, debes pagarlas.

Y otros gastos fijos de los cuales ninguna persona puede escaparse. Por lo tanto, sí o sí deberás identificarlos con precisión. Algunos de esos gastos son los siguientes:

  • ­Alimentación
  • Impuestos
  • Luz, agua y gas
  • Internet
  • Televisión
  •  Teléfono
  •  Aseo y muchos más.

De igual manera, también deberás identificar los gastos extras. Esta clase de gastos lo conforman el entretenimiento, regalos, vacaciones, paseos, cines, entre otros.

Importancia de identificar los gastos

Si realmente le prestas atención a tus gastos y logras determinarlos, el resultado final será que podrás ver todo el dinero que gastas y en qué los gastas de la manera más exacta posible.

Tips para identificar egresos de manera sencilla

  • Cada vez que compres algo, no tires la factura, consérvala en un lugar seguro y destina ese espacio sólo para los comprobantes de las compras que realizas.
  • Emplea una hora del día en la que no haya nadie en casa para sacar tus cuentas, así el silencio te permitirá concentrarte y pensar en qué has gastado dinero.
  • De ser necesario, pídele ayuda a la persona que siempre o en la mayoría de las veces te acompaña a pagar los servicios básicos, comprar alimentos, etc.

También puedes optar por poner en práctica cualquier otra acción que te permita determinar los egresos de modo más fácil.

 

5. Incluir a la familia

Agregar a todos los integrantes de una familia en la elaboración del presupuesto familiar, constituye uno de los aspectos con mayor relevancia y que debe tomarse en cuenta a la hora de realizarlo ya que la esencia del mismo radica en la familia.

Consecuencias negativas al no implicar a la familia

En caso de que se prepare un presupuesto familiar en donde participen, por ejemplo, dos miembros y el resto de la familia no, bien sea porque los demás se encuentran estudiando, paseando con sus amigos, trabajando, practicando algún deporte o haciendo otra actividad, la realización del presupuesto no tendrá el efecto esperado ni se verán los resultados que se esperaban.  De allí deriva la importancia del rol que tienen todos y cada uno de los familiares porque no se materializará la finalidad principal de haberlo elaborado nada más con dos miembros.

Consecuencias positivas al implicar a la familia

El hecho de que tan sólo participen todos los miembros permitirá que los resultados se den como se esperaban, que se confeccione un presupuesto definido por su utilidad, que sea de gran valor y que sirva para disminuir gastos. Todo ello se puede lograr si cada uno pone de su parte y coopera.  En este sentido, lo mejor que puede existir a la hora de realizar un presupuesto familiar, es que cada miembro de la familia participe, así sabrán de modo detallado los gastos que conllevan vivir en conjunto.

Dificultades que implican incluir a la familia

Ciertamente implicar a la familia a veces suele tornarse un poco complicado puesto que cada uno tiene ocupaciones y labores que cumplir. Pero, como dentro sus actividades también se encuentran elaborar un presupuesto familiar, entonces es indispensable buscar la manera en que todos participen.

¿Cómo se puede lograr?

Para lograr que todos participen, pon en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Planificar con anticipación: programar el día y la hora en que todos se sentarán en la mesa para realizar el presupuesto.  Para lograrlo es necesario que todos den a conocer el horario de sus rutinas.
  • Respetar el horario establecido: una vez fijado el horario no hay espacio para su incumplimiento. En caso de que algún integrante no pueda, deberá justificarlo con antelación.
  • Aportar ideas: es necesario que brinden ideas para que el resultado sea eficaz y entretenido.
  • Delegar funciones: se pueden designar grupos que se dediquen exclusivamente a establecer los ingresos y egresos.
  • Exigir que todos cumplan: no permitir que ningún integrante esté allí sin hacer nada. Es necesario llamarle la atención.
  • Fijar sanciones para quienes incumplan: determinar una especie de castigo o quitarle algún beneficio o privilegio a quienes incumplan, conllevará a que todos los miembros se vean estimulados en la realización del presupuesto en familia.

Finalmente, debe hacerse énfasis en que la realización del presupuesto es responsabilidad de todos y de la importancia del trabajo en equipo.

 

9 Pasos para Realizar un Presupuesto Familiar

6. Establecer una reserva en el presupuesto

Es fundamental conseguir el modo apropiado de poseer una reserva, pero que no sea cualquier tipo de reserva sino una que sea tanto anual como semanal.  El hecho de que tengas una reserva te traerá buenos resultados y te será de muchísima ayuda.

Sin embargo, los resultados que obtendrás no serán iguales puesto que los mismos dependerán del tipo de reserva (anual o semanal).   Para que sepas cuáles son los resultados que conseguirás con las reservas mencionadas, a continuación te los mostraremos mediante dos ejemplos sencillos:

  1.   Si cuentas con una reserva semanal y sobrepasas aunque sea un poco el límite de gastos fijados, tu bolsillo no se verá afectado en lo absoluto. En consecuencia, no tendrás que recurrir a la tarjeta de crédito.
  2.   Si cuentas con una reserva anual, los gastos que surjan de la nada, o sea, de forma imprevista (comúnmente suelen ser emergencias) no afectarán el balance.

En caso de que al culminar el año no tuviste la necesidad de utilizar las reservas, entonces obviamente cuentas con dinero extra que puedes destinar directamente a un proyecto o a tus ahorros. De esos dos ejemplos deriva la importancia de establecer una reserva en el presupuesto familiar. Por lo tanto, cuando la familia se encuentre elaborándolo, recuerda la relevancia de incorporar en él lo significativo de las reservas.

 

7. Calcular el costo de objetivos trazados

Calcular el costo de las metas o propósitos que te hayas trazado, independientemente de que sean a corto, mediano o a largo plazo, forma parte de los aspectos importantes que deben considerarse cuando se realiza un presupuesto familiar.  La razón de esto se fundamenta en que el valor de las metas trazadas implica costos e inversiones extras que deben ser examinadas para determinar si verdaderamente son lo suficientemente importantes. De ser ese el caso, deben incorporarse en el presupuesto. Por ejemplo: pagar la universidad, cancelar las cuotas de alguna operación por motivo de salud o reparar las filtraciones de la vivienda.

Pero, si ocurre lo contrario no deben agregarse, cada integrante deberá buscar la forma de conseguir ingresos para cubrir tales objetivos.  Por ejemplo: la compra del teléfono celular más reciente, un viaje entre amigos o alguna operación por un tema estético.  Por lo general, esas metas tienden a ser personales y por ello no se colocan en el presupuesto. En cambio, si son metas en donde toda la familia está involucrada, efectivamente debe realizarse un análisis y agregarse en el presupuesto. Por ejemplo: la planificación de un viaje familiar a mitad de año,  celebrar de otro modo el cumpleaños de algún miembro de la familia o la compra de un objeto en donde toda la familia se vea beneficiada.

 

8. Gestionar el presupuesto

Luego que hayas culminado la realización de los pasos 3 y 4, es decir, tener en números y cifras tanto tus ingresos como egresos, prosigue la elaboración de un balance.

Es necesario que prestes atención a lo siguiente:

Si tus egresos llegasen a sobrepasar las cifras del dinero que percibes, entonces debes estar atento porque estás en graves problemas. Los gastos al superar tus ingresos indican que estás en déficit.

¿Cómo solucionarlo?

Una de las maneras que te permitirán arreglar esa terrible situación es reduciendo gastos y hacer que los ingresos aumenten para mantener en equilibrio las finanzas. Para lograrlo, puedes ir eliminando de tus actividades el acudir al cine, comprar ropa innecesaria, ahorrar energía eléctrica o no malgastar el agua. Asimismo, puedes intentar trabajar desde tu casa por internet, vendiendo productos o cualquier otra actividad que te permita obtener ingresos extras.  Ahora bien, si sucede todo lo contrario, o sea, si los gastos no superan los ingresos sino que más bien las entradas sobrepasan los egresos, no lo gastes innecesariamente en cosas que no valen la pena, lo recomendable es que pongas en práctica las siguientes sugerencias:

  • Destina todo o parte de ese dinero restante a tus ahorros, lo cual te servirá para futuros proyectos o inversiones.
  • De igual manera, también aparta entre un 5 y 10% de tu sueldo y guárdalo.

Consejos claves para gestionar mejor el presupuesto

  • Sinceridad: no mientas acerca de lo que gastas cada mes, apunta todo con base a la realidad.
  • Familia: si convives con tu pareja y familia no lo pienses dos veces e incorpóralos en esta operación.
  • Sistema: usa un sistema que te permita seguir los gastos y que sea fácil de utilizar por todos: descarga alguna aplicación en tu teléfono inteligente, apunta todo en una agenda o usa un programa de tu computadora.
  • Alarmas: apunta en el calendario de tu celular las fechas en que expiran o vencen los pagos. Al hacerlo, evitarás sanciones por atrasarte en los pagos o en su defecto llevarte una sorpresa.
  • Comprobar: verifica los recibos domiciliados, los estados de cuenta, los resúmenes de tus tarjetas de crédito. En caso de que tengas dudas con respecto a tus tarjetas de crédito, ponte en contacto con el ente correspondiente y hazle todas las preguntas que consideres necesarias.
  • Control: trata de mantener bajo control el presupuesto, es decir, mide los gastos y repasa de vez en cuando las cuentas bancarias.

Recuerda, si deseas gestionar mejor el presupuesto sigue cada uno de los consejos que te regalamos.

 

9. Hacer visible el presupuesto familiar

Para evitar que el presupuesto familiar sólo se quede guardado en el ordenador, dispositivo móvil, cuaderno o cualquier otra herramienta, imprímelo y ubícalo en una parte que esté a la vista y al alcance de todos los integrantes del grupo familiar. El que éste sea visible por cada uno de los miembros permitirá  valorar y aplicar  lo que en conjunto realizaron.   Además, hacerlo visible también le servirá a los más pequeños y no tan pequeños del hogar para que comiencen a elaborar su propio presupuesto. De esta manera, cuando salgan al cine o paseen con sus amigos seguramente tomarán nota de lo que ven en la pared o en la puerta de la nevera y se darán cuenta del valor de las finanzas personales.

 

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com

Sigue leyendo: 5 Consejos para Ahorrar en un Regalo de Cumpleaños

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

9-pasos-para-realizar-un-presupuesto-familiar-billmo-money-transfer-amp-wallet