7-maneras-de-ahorrar-en-tu-imagen-personal-porque-verte-bien-no-tiene-que-ser-costoso

7 Maneras de Ahorrar en tu Imagen Personal ¡Porqué Verte Bien no Tiene que ser Costoso!

Categorías:

7 Maneras de Ahorrar en tu Imagen Personal ¡Porqué Verte Bien no Tiene que ser Costoso!

Son muchas las personas que parten de la idea de que el verse bien es una tarea costosa por no decir extenuante, lo cierto es que no es así. Sin duda en el mercado podemos hallar artículos con precios realmente altos que de acuerdo con nosotros podrían hacernos lucir mucho mejor, la imposibilidad de costearlos nos lleva a pensar que no es posible tener una apariencia genial sin ellos o peor aún sin dinero.

A nuestro parecer esta es una idea equivocada que no sólo influye en la autoestima con la que contamos sino que no hace más que llevarnos al punto de no dedicarle tiempo a nuestra imagen personal, por considerar esta acción como insuficiente o innecesaria. Hacernos un cariño es esencial, nos hace sentir bien y nos rejuvenece; es por ello, que hemos ideado estas 7 maneras en las que podemos ahorrar mejorando nuestra apariencia o en algunos casos (que suelen ser comunes) mantenerla sin la esencialidad de gastar incontables cifras de dinero en productos u objetos.

Recomendado: Las Personas Libres de Deudas Son Las Más Felices del Mundo

Ahora bien, el concepto de imagen personal suele reunir distintos elementos a los cuales debemos dedicar nuestra atención, dentro de ellos encontramos a la higiene, la vestimenta y la apariencia en sí misma; en este sentido, los consejos expuestos a continuación están dirigidos a garantizar el óptimo estado de cada uno de estos aspectos, de manera que nuestra imagen sea la deseada sin incurrir en gastos exacerbados que se traduzcan en un perjuicio a nuestro presupuesto.

1.   Piensa en que gastas

Lo primero que debemos hacer a manera de poder estructurar mejor el presupuesto del que disponemos es revisar en qué gastamos la mayor parte de nuestro dinero y la proporción que dedicas al cuidado de tu imagen personal, esquematizar de este modo las cuentas te llevará a notar que existen ciertos gastos que no son necesarios y que al ser exacerbados no representan más que una salida importante de recursos que pueden ser destinados a otras áreas o a la realización de ciertas actividades de mayor relevancia.

Un ejemplo claro es el siguiente, no todos los meses podemos dedicar dinero a la compra de vestimentas. Muchas veces se nos da que compramos de manera compulsiva y al llegar a casa solemos guardar en el closet los artículos sin saber incluso por qué lo hicimos y en qué ocasiones lo podemos usar; lo mismo sucede cuando adquirimos cremas, jabones u otros artefactos de uso personal con los que ya contábamos y que al comprarlos no recordamos. Al tener dos artículos iguales siempre desechemos o regalamos uno, perdiéndolo finalmente dinero.

 

2.  Elimina gastos innecesarios

Continuando con el punto anterior, es importante eliminar aquellos gastos o dejar de comprar por tanto los productos que no son esenciales para nuestro cuidado personal, tener dos o más tipos de crema corporal, perfumes,0 labiales entre otros artículos en ocasiones puede llegar a ser una mala opción ya que por lo general siempre tendemos a usar uno o los mismos, estos se convierten entonces en los favoritos el resto solemos eliminarlos o guardarlos en las profundidades del armario o del estuche de maquillaje, esto sin duda se traduce en un desperdicio.

Eliminar gastos supone ahorrar, sabemos que muchas veces es difícil determinar lo que es necesario, lo que no hace falta; sin embargo, es importante hacerlo ya que lo que dejas de invertir en ello probablemente lo destines a otros bienes que realmente requieres. Elabora entonces un presupuesto, a fin de mes o en sus inicios realiza una lista de compras en la que indiques aquellos artículos que realmente necesitas durante el mes, probablemente tu lista sea gigante no te preocupes el objetivo de ello es aclarar tu mente y que al visitar las tiendas las distintas opciones no te abrumen.

 

3.  Compara y elige

Al momento de adquirir un bien sin importar cuál sea la mejor opción es siempre recomendable comparar los precios, en ocasiones notamos como compramos un artículo por un valor y unas calles más adelante está a un mejor precio, estas situaciones resultar ser desagradables por cuanto percibimos el dinero que pudimos ahorrarnos de haber caminado dichas calles. Ante esto lo mejor es siempre comparar tanto los precios como las marcas y bienes, dedica entonces un tiempo para ver las tiendas que tienes a tu disposición.

Por otra parte, debemos saber que existen tiendas que durante el año en ciertas temporadas ofrecen descuentos o que de vez en cuanto promocionan un producto o varios a un mejor precio, atrévete entonces a entrar en ellas, muchas veces haciéndolo podemos ahorrar cantidades impresionantes. Ahora bien al lograrlo es importante retirar el dinero a un lugar en donde consideres que está seguro, la idea de esto es que no lo mantengas en tu cartera de lo contrario ante cualquier eventualidad o capricho lo gastarás y el ahorrar será una completa ilusión.

 

7 Maneras de Ahorrar en tu Imagen Personal ¡Porqué Verte Bien no Tiene que ser Costoso!4.    Elige los clásicos

Si es momento de comprar ropa y más aún si eres mujer, sabemos lo difícil que puede llegar a ser escoger entre artículos fascinantes; sin embargo, pese a lo mucho que te gusta y a lo bien que te verías con él es importante en un primer instante que te imagines usándolo y que determines en qué ocasiones lucirá perfecto así evitamos un gran problema; por otra parte, apuesta por lo clásico. ¿A qué nos referimos con esto? es sencillo, ciertas prendas pueden usarse en innumerables ocasiones independientemente de que sean casuales o formales.

Algunos de estas prendas no son otras que en el caso de las mujeres, camisas blancas, faldas cortas negras, vestido negro, un jeans, un saco o sueter. En fin estas opciones al combinarlas con elementos de tu closet se traducen en una amplia gama de combinaciones que te harán lucir perfecta, ¿cómo ahorramos de esta forma? simple, al adquirir piezas clásicas no invertirás grandes cantidades de dinero en otras tantas prendas que consideras necesarias para la ocasión; en este sentido, se acabó la frase “no tengo nada que usar”.

 

5.   Quiérete y sé tú mismo

Probablemente al leer este consejo pensarías que te equivocaste de sitio o no entendiste porque nos dirigimos hacia otro ámbito que quizás pueda parecerte poco coincidente con lo que explicamos anteriormente; sin embargo, lo que no has pensado es que la mejor manera muchas veces de ahorrar y mejorar o mantener nuestra apariencia a la vez no es otra que la de querernos a nosotros mismos y de aceptarnos tal como somos.

En ocasiones son cuantiosas las cantidades de dinero que dedicamos a “mejorar nuestra apariencia” por considerar como esenciales actividades o bienes que en realidad no lo son o que si bien nos hacen lucir mejor no son vitales, si no lo compramos no pasa nada nuestra vida sigue igual, nuestra imagen personal sigue siendo perfecta.

Así que como parte de los gastos a eliminar se encuentran estos artículos que en realidad no necesitamos y que suponen ser la justificación a una inconformidad personal más de carácter emocional.

 

6.  Cambia la manera en la que piensas sobre el dinero

¿A qué nos referimos con esto? cada persona cuenta con una imagen de lo que es el dinero, para muchos es un medio para otros un fin, para unos es mucho para otros es poco. Restarle importancia en ocasiones puede llevarnos a gastar de más, el pensar que mañana tendremos y que no es relevante lo que hagamos hoy en algunos casos se traduce en su despilfarro y por tanto el ahorrar es una tarea complicada.

Por otra parte, el darle mucha importancia puede llevarnos a una situación o actitud que tampoco es la indicada, podemos bien no gastar nada en nosotros pese a que nos hace falta un bien; está sin duda no es la manera ideal de manejar el dinero. Es necesario entonces hallar un equilibrio, el dinero es importante más no lo es todo en la vida nos permite adquirir cosas nos hace disfrutar de ciertas actividades pero también nos condiciona y nos suprime otras.

Ahorrar es una práctica que debemos hacer nuestra si no funcionas haciendo listas no te preocupes fíjate como objetivo ahorrar mensualmente una proporción de tu sueldo sea  la cantidad que sea, todo lo que reste gástalo en tus cosas pero no toques los ahorros. Con el tiempo esta práctica será tuya y ya no se traducirá en un desafío.

7 Maneras de Ahorrar en tu Imagen Personal ¡Porqué Verte Bien no Tiene que ser Costoso!

7.  Ahorra progresivamente en función de tus capacidades

Así es cuando nos sentimos deseosos de ahorrar bien sea porque deseamos algo en el futuro o porque las deudas nos invaden solemos fijarnos objetivos que no somos capaces de cumplir decimos “este mes ahorraremos la mitad del sueldo” cuando tus gastos no dan para ello, el resultado suele ser el siguiente: no ahorras o no puedes mantener este objetivo en el tiempo.

Como expusimos ahorrar es un hábito que se va tornando más sencillo con el tiempo, imponerlo anticipadamente es un error, intentar prescindir de todo para ahorrar también lo es. Puede parecer contradictorio pero es necesario ser siempre prudentes al momento de comprar y de reservar, fíjate por consiguiente un objetivo claro y alcanzable e intenta cumplirlo mes tras mes.

 

Te puede interesar: 11 Formas de Evitar las Compras Compulsivas

Recuerda que puedes verte bien y al mismo tiempo cuidar tu bolsillo.   Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com

 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

7-maneras-de-ahorrar-en-tu-imagen-personal-porqu-verte-bien-no-tiene-que-ser-costoso-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO