7 Consejos Para Pagar la Universidad de tus Hijos en Menos de 5 Años

Categorías:

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Sabemos bien que una de nuestras grandes preocupaciones está ligada con el futuro de nuestros hijos, lo cierto es que pese a que su edad aún es corta solemos pensar en que hará cuando cumpla la mayoría de edad o hacia qué área laboral se dirigirá, todos estos elementos aunque entendemos que no podemos anticiparlos forman parte de nuestra responsabilidad y preocupación como padres, asegurarles el mejor futuro se plasma como el objetivo que nos acompañará de por vida desde el momento en que vemos la cara de nuestros hijos por primera vez.

Es por ello, que tendemos a pensar en la universidad días después de su nacimiento y es que sabemos lo costosos que son los programas y lo mucho que debemos sacrificarnos para costearlos. Sin embargo, pese a lo difícil que pueda parecer sostener los estudios universitarios investigaciones recientes han demostrado que en los últimos años acceder a ellos suele ser más sencillo que una década atrás.

La verdad es que hoy día contamos con un mayor número de alternativas al momento de pagar las universidades, esto se torna ideal por cuanto existen distintas maneras a las cuales podemos recurrir y que nos facilitan la labor procurando entonces que el compromiso no se traduzca en un dolor de cabeza. A continuación te explicamos hacia qué opciones puedes orientarte con el fin de costear los estudios universitarios de tus hijos estableciéndote como plazo máximo 5 años.

 

Recomendado: 10 Maneras de Incentivar a tus Hijos en el Ahorro de la Universidad

1.  Ahorra desde que tu hijo nace

Podrá parecernos exagerada esta acción y más aún el consejo que te damos, pero es así cuanto antes ahorres mejor y más fácil será pagar la universidad cuando llegue el momento indicado. No con esto nos referimos a que debes ahorrar el 50% de tu sueldo mensualmente no, con esto lo que deseamos es hacerte entender la importancia de considerar esta acción como parte de tu habito de manera que una vez alcanzado el momento cuentes si no con todo el dinero necesario para costear la matrícula por lo menos si con una gran parte de ella.

 

Lo más recomendable es destinar el 10% o 15% de tu sueldo mensual dependiendo de la magnitud del mismo, puedes para ello abrir una cuenta en el banco y no guardarlo en tu hogar si su permanencia allí te resulta incómoda o si existe la posibilidad de que ante cualquier emergencia lo tomes. Es esencial entender que ese dinero será destinado únicamente al pago de la universidad de tus hijos de lo contrario al pasar los años verás como no retienes nada o como lo que conservas es realmente poco.

 

2.  Pedir un préstamo

Otra opción muy común suele ser la de solicitar financiamiento, sin duda es válida y posee ciertos beneficios pero también puede llegar a convertirse en un gran dolor de cabeza si no consideramos los siguientes elementos. En primer instante debemos tener la capacidad para pagarlo, es decir, para costear los intereses y para abonarle a la deuda, no hacemos nada si apenas con nuestro esfuerzo podemos cubrir los intereses porque el final del día la deuda seguirá estando allí y seguirá ahorcándonos.

Otro factor importante son los términos mediante los cuales es asumido el préstamo, de ser bancario debemos asegurarnos de que el mismo sea a largo plazo y con una tasa fija, ¿a qué nos referimos con esto? a qué no aumentarán los intereses conforme transcurra el tiempo (tasa variable), de ser así cada vez será más difícil de pagar y abonar a la deuda, lo cual se traduce en un perjuicio para nosotros y nuestras capacidades.

 

Debemos hacer un presupuesto antes de pedir el préstamo, en él debemos incluir nuestros ingresos y egresos de manera que seamos hábiles de determinar si contamos o no con la capacidad para pagarlo, sólo haciendo esto podemos saber que tan grande es el préstamo que podemos pedir y si ante cualquier inconveniente cumpliremos con la responsabilidad que esto supone.

 

3. Pagar mes a mes la universidad

Son muchas las universidades que nos otorgan la posibilidad de estructurar los pagos de acuerdo con nuestra capacidad; en este sentido, pagarla mensualmente se traduce en una de las mejores alternativas por cuanto al igual que un préstamo no se convierte en un esfuerzo sobre humano como lo sería pagar los 5 años en un mes o en un trimestre.

 

Sin embargo, antes de acceder a esta opción se torna esencial al igual que lo hicimos en relación a los préstamos, estructurar nuestro presupuesto, saber cuánto es el total de lo que obtenemos mensualmente más lo que gastamos nos ayudará entender hasta dónde podemos llegar y de qué manera pagarle la universidad a nuestros hijos es posible. Al momento de ordenar las cuentas debemos también incluir posibles gastos motivados por emergencias ya que nunca sabemos por completo que nos depara el futuro y ante eventualidades no sólo debemos ser capaces de costearlas con un fondo de reserva sino que también debemos seguir cumpliendo con las demás obligaciones con las que contamos.

Claro que puedes reducir gastos, eso es precisamente lo que debemos hacer pero no por ello debemos ignorar posibles egresos durante el año.

 

7 Consejos Para Pagar la Universidad de tus Hijos en Menos de 5 Años4. Considera los seguros universitarios

Otra alternativa para costear los gastos universitarios suelen ser los seguros universitarios ofrecidos por entidades bancarias, a la hora de adquirir uno puedes elegir de entre pagarlo al igual que un préstamo o en ser descontado el valor de tu cuenta de manera mensual, en relación a esta última no deberás preocuparte por realizar el pago o porque destinaste el dinero a otra actividad ya que automáticamente el banco los retira, pero no a todos les agrada esto así que la elección de uno u otro mecanismo no depende más que de tus preferencias.

Por lo general es mejor contraer este seguro de manera anticipada, es decir, antes de que tu hijo cumpla los 11 años de edad ya que así la aseguradora al hacer sus cálculos comprueba la capacidad de pago con la que cuentas como padre, de entre más pronto mejor ya que el saldo total podrá cubrirse en un mayor número de cuotas lo que lo hará más sencillo de pagar.

Al momento de elegir esta opción no olvides leer todos y cada uno de los elementos establecidos en el contrato, sobre todo las especificaciones entorno a la cantidad de semestres que cubrirá la entidad. Lo normal es que sean 10 meses pero antes de ser estafado es mejor que te asegures de ello.

 

 

5. Considera acceder a una beca

Tanto las becas como los programas de apoyo se traducen en un gran beneficio ya que disminuyen en gran medida la presión que supone ser el pago de la matrícula y el semestre. Muchas de ellas pueden incluso referirse a la totalidad del gasto otras en cambio están dirigidas únicamente al primer año de estudio o establecen un porcentaje de descuento al mes. En fin cualquiera de ellas se convierte en buena idea ya que reduce el gasto y por tanto nos da mayor campo a la hora de actuar.

Es importante para ello acceder a las especificaciones que nos plantea cada beca ya que algunas poseen más requisitos que otras, unas están dirigidas a aquellos que conservan un historial académico extraordinario otras a los mejores deportivas y unas a los estudiantes que se puede decir que cuentan con un nivel escaso de recursos.

Reúne en este sentido los requerimientos y postúlate incluso si como padres tienes la posibilidad de pagarlo ya que de ser elegido, el dinero que sobre podrás invertirlo en otra actividad o destinarlo a complementar los estudios universitarios de tus hijos. Recuerda que el gasto no sólo se refiere al pago de la matrícula o el semestre sino también a los materiales, libros u otras herramientas que le hagan falta.

 

Si tienes un hijo en la prepa y quiere continuar con sus estudios Universitarios este artículo es para ti! 

6. Contraer un empleo de medio tiempo

En este consejo nos orientamos hacia tu hijo porque claro está ya tu posees un empleo, pero considera que una buena manera de pagar los gastos universitarios suele ser que tu hijo contraiga un empleo de medio tiempo puede ser tanto dentro de la universidad como fuera. En fin esta opción te libera un poco de tantos gastos ya que existe la posibilidad de que tu hijo y tú en consenso determinen que él se encargará de pagar el 10 o el 15% de la matrícula y tú el resto de ella, o que mientras tú pagas el semestre él se centrará en los demás gastos.

Cuál sea la opción es altamente recomendable, hacerlo además le dará un mayor nivel de responsabilidad a tu hijo a lo cual él sabrá y valorará tu esfuerzo para con su educación y tenderá a esforzarse más ya que es un gasto que también le pesa.

7 Consejos Para Pagar la Universidad de tus Hijos en Menos de 5 Años

7. Adquiere un fondo de inversión

En México muchos recurren a esta herramienta, ¿Qué se entiende por un fondo de inversión? En él participan distintas personas las cuales destinan su patrimonio al fondo para así invertirlos en valores de oferta pública nacional o internacional. Lo que se desea con ello es que al momento de finalizar el fondo el mismo te devuelva no sólo la cantidad invertida en primer término sino más, una que te permita pagar parte del gasto universitario de tus hijos o la totalidad de él.

 

Que tus hijos continué con sus estudios profesionales no es algo imposible, solo necesitas de programación y conocer las diferentes formas de ahorro y prestamos para lograr los objetivos.  Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

This post is also available in: esEspañol (Spanish) enEnglish (English) mxMexico

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

7-consejos-para-pagar-la-universidad-de-tus-hijos-en-menos-de-5-aos-billmo-money-transfer-amp-wallet