10-maneras-de-incentivar-a-tus-hijos-en-el-ahorro-para-la-universidad

10 Maneras de Incentivar a tus Hijos en el Ahorro para la Universidad

Categorías:

10 Maneras de Incentivar a tus Hijos en el Ahorro para la Universidad

La crisis económica mundial, ha afectado en mayor o menor medida a todos los países, dependiendo de las políticas económicas y la densidad poblacional.  México no escapa a esta realidad y con una de las poblaciones de mayor incidencia, representa todo un desafío frente al desarrollo de alternativas que conviertan las dificultades económicas en un asunto más llevadero.

 

La crianza y la educación de los hijos, es una de las actividades que resultan más costosas y en tiempos de crisis, una de las mayores preocupaciones de los padres es garantizar su educación superior que es, en definitiva, la etapa en la que adquieren las herramientas necesarias para garantizar su desarrollo profesional.

 

Una de las estrategias más recomendadas es inculcar el sentido del ahorro, pero no siempre este aprendizaje se obtiene desde temprana edad. Llegado el momento del avance académico a través de la educación universitaria, muchos padres y no menos chicos, sienten angustia y desánimo al no saber cómo enfrentar los costos.

Conoce las 50 Universidades menos costosas de México

 

¿Qué hace Incentivar a tus Hijos en el Ahorro para la Universidad?

A continuación, ofrecemos diez maneras de incentivar a los hijos en el ahorro durante la etapa de la educación universitaria. Son estrategias sencillas, mediante las cuales podrá hacer más llevadera esta etapa académica, enseñando un valor importante como el ahorro y evitando frustraciones a causa de una decisión obligada, por no poder cubrir los gastos.

Antes de desarrollar las estrategias que se proponen para el ahorro, se deben determinar los costos de la etapa de educación universitaria, de manera concreta; así, deberá tener claro el costo de la carrera en cuanto al pago de semestres, libros, copias, artículos de estudio, implementos para el aprendizaje, gastos de hospedaje o vivienda si estudia en una universidad lejos de casa, gastos de transporte en camión de ida y vuelta, comidas de mañana, medio día, tarde y noche; si la educación universitaria se va a desarrollar en la misma ciudad de residencia de los padres, varios de estos gastos no serán tomados en cuenta.

Una vez detallados los gastos y contrastados con el presupuesto de que se dispone, se puede pasar a estudiar cada una de las estrategias que permitirán incentivar el ahorro, durante la etapa de la educación universitaria.

 

1.Busca con tu hijo la forma de reducir los gasto de Residencia.

Una de las primeras preocupaciones y si se quiere, la más importante dentro de la etapa de la educación universitaria, es dónde va a vivir tu hijo(a). Tiene que ser un lugar seguro, cómodo y cerca de la universidad, pues así se ahorran gastos de transporte, al disminuir distancias.

Es muy probable que la ubicación de la residencia cerca de la universidad, aumente costos de alquiler. ¿Cómo solucionar este problema? Existen varias opciones:

-Coordinar con otros padres para alquilar un apartamento compartido.

En la secundaria, los compañeros suelen escoger las mismas carreras y muchos permanecen juntos mientras están en la universidad. Esta decisión conjunta, suele ser una bendición, pues los padres pueden acordar el pago de un apartamento de manera compartida, obteniendo así, un ahorro significativo, a la vez que garantizan que el hijo se encuentre con alguien de confianza, a quien conocen desde la etapa del colegio, hasta culminar la etapa de educación universitaria.

-Buscar en el periódico ofertas de alquiler de habitaciones para estudiantes.

Es muy común que en las zonas donde se ubican las universidades, o en las ciudades donde se ubican la mayoría de ellas, una forma de vida es alquilar habitaciones para estudiantes. La mayoría de ellas están amobladas, lo cual es un ahorro, al no tener que comprar camas y otros muebles necesarios. Esta opción se hace mucho más económica si se trata de una habitación para dos estudiantes, lo cual permite reducir aún más los costos, mientras logra su graduación de educación universitaria.

-Residencias para estudiantes

Otro negocio floreciente, es la residencia exclusiva de estudiantes; en estos lugares pueden ofrecer servicios de comidas y lavado de ropas que podrían aumentar los costos, pero este gasto es relativo ya que no tendrá que invertir en compras semanales ni mensuales de alimentos para preparar. El costo de estas residencias variará dependiendo de su ubicación y los servicios que ofrezcan, pudiendo encontrar residencias muy económicas o muy costosas, pero permite elegir la más conveniente para ahorrar de acuerdo con el presupuesto de que se disponga.

Estas opciones incentivan el ahorro, pues el estudiante deberá adaptarse a la opción más económica dentro de la gama de opciones, para lograr el objetivo de culminar satisfactoriamente la etapa de educación universitaria.

 

2.  Gastos de transporte

Para ahorrar en materia de transporte, aparte de ofrecer comodidad, el gobierno ha unificado el pago de servicios públicos de traslados, en una sola tarjeta mediante la cual podrá acceder a todas las rutas y líneas de transporte, según sus necesidades.

Para poder hacerlo, debe adquirir una tarjeta pre-pagada, a un muy bajo costo, ahorrando de manera significativa en los gastos hacia y desde la universidad, así como otros desplazamientos que necesite.

Si el chico tiene la ventaja de contar con un coche, podrá ahorrar creando una ruta de transporte solidaria entre compañeros, que a un bajo costo le permitirá cubrir los gastos de gasolina y obtener dinero extra para pago de copias y guías de estudio.   Solo deberá despertar la creatividad y trazar una ruta cómoda sin que se desvíe mucho de su camino habitual.

 

3. Tu hijo puede tener un empleos de medio tiempo

Ante la realidad social de la dificultad que representa mantenerse solvente durante la etapa de educación universitaria, muchas empresas han implementado empleos por horas solo para estudiantes y hay muchas alternativas para escoger, de acuerdo a los horarios de clase e incluso, en el área concreta de la carrera que está estudiando.  Lo más común son las ofertas de trabajo en locales de comidas rápidas; los trabajos especializados, suelen reservarse para los estudiantes de los últimos semestres.

El trabajo estudiantil no solo incentiva el ahorro, sino que aporta un dinero extra para cubrir gastos de recreación, que es uno de los elementos esenciales durante la etapa de educación universitaria, que en muchos países es de carácter obligatorio, pues no solo aporta momentos de relajación que alivia la presión que suele producirse con la carga académica, sino que contribuye con la adquisición de cultura general en el campo de las bellas artes. Por supuesto, alivia gastos propios de la inquietud juvenil, en salidas de fin de semana.

Otra forma de trabajo estudiantil, pero ya de manera autónoma, es la elaboración de guías para estudio con los resúmenes de las clases, que podrá distribuir entre compañeros, con el material visto y listo para estudio, que se pueden distribuir de manera física (fotocopias) o a través del correo electrónico, calculando un costo que los estudiantes puedan pagar.

 

4.  Ahorro en la compra de libros.

Son muchas las alternativas para ahorrar con la compra de los libros necesarios para el aprendizaje durante la etapa de educación universitaria.

    Uso frecuente de la biblioteca universitaria.

    Alquiler de libros.

    Compra de libros usados.

    Investigación en páginas de internet.

Al crear el hábito de la investigación, se le hará más fácil al estudiante, combinar estas opciones que garantizarán material de estudio actualizado, a un bajo costo.

 

5.  Anima a tu hijo a obtener una beca de estudio.

Muchas universidades ofrecen becas de estudio a los alumnos con mejores notas. Esta opción es limitada y exigente, pero incentivar a los chicos a optar una beca, es la mejor opción durante la etapa de educación universitaria, pues no solo se garantiza el pago de su educación sino que el aprendizaje estará orientado a la excelencia, lo cual le hará sobresalir entre sus compañeros y le aportará un beneficio extra al graduarse con las más altas notas, lo que facilitará el que consiga un buen empleo.

Muchos estudiantes becados son absorbidos por la universidad, para que se desarrollen como Profesores o investigadores académicos en su área.

 

6. Ahorro en las comidas.

Una de las cosas en que más se gasta durante la etapa de educación universitaria, es en las comidas. Sin importar si el estudiante está en una residencia, apartamento o habitación compartida, o si reside en su casa, puede ahorrar de manera significativa llevando sus comidas y meriendas a la universidad.

Si vive fuera de casa, podrá turnarse con los compañeros de residencia, en la elaboración de comidas, y diseñar, junto con ellos, organización para compras compartidas y así no les faltará nada, al definir qué comprará cada uno, garantizándose comidas balanceadas y en cantidades suficientes. Si reducen gastos en consumo de comidas y bebidas no indispensables, el ahorro será aún mayor y crearán hábitos saludables de alimentación.

7.  Enseñale a tu hijo  a priorizar lo necesario.

Crear el hábito del ahorro, requiere de un aprendizaje constante: ¿Cómo se puede lograr?

Para definirlo, es importante crear una lista de necesidades y objetivos, calculando el costo de cada uno; así podrá eliminar gastos elevados que le van a permitir alcanzar el objetivo con mayor rapidez y comodidad.

Esta estrategia requiere de disciplina y fuerza de voluntad, pero podrá alcanzarla si ante la consecución de uno de los objetivos planteados, se concede un pequeño premio a manera de gratificación, que también anotará en la lista.  Puede elaborar una cartelera de objetivos con fechas y una lista de opciones de premios gratificantes, que podrán ser cada vez más grandes, en la medida en que el ahorro va arrojando resultados.

 

8.  Evitar el uso de tarjetas de crédito y hacer préstamos de dinero.

Tanto las tarjetas de crédito como los préstamos personales, puede solucionar una determinada situación de emergencia, pero acarrean un gasto innecesario a la hora del pago, porque no reducen gastos, al contrario, generan intereses que a la larga, empeorarán la situación.

 

9.  Organiza competencias de logro de metas de ahorro.

Los jóvenes son competitivos por naturaleza, pero necesitan estímulo. La organización de competencias de esta naturaleza y esto es algo a lo que ninguno se resiste. Pueden buscar apoyo en instituciones o entre las variadas organizaciones de eventos, el obsequio de una entrada a un partido de fútbol o concierto, que se sorteará entre quienes logren la meta de reducir gastos y llegar a fin de mes, con una determinada cantidad de dinero ahorrada.

El premio al esfuerzo del ahorro, también pueden otorgarlo los padres. Para promocionar el concurso, pueden utilizar las redes sociales, a las que todos los jóvenes tienen acceso.

 

10.  Ayuda a tu hijo a elegir una cuenta bancaria para sus estudios.

La mejor y más segura forma de ahorrar, indiscutiblemente, es recurrir al banco. La población estudiantil ya es tomada en cuenta y la banca mexicana compite en ofertas de productos que facilitan y estimulan el ahorro.

El comenzar la etapa de la educación universitaria, contando además con una tarjeta de débito, no solo constituye un reconocimiento al cambio de estatus que adquiere el joven al comenzar la universidad, sino que implica el asumir responsabilidad en el manejo de sus recursos económicos.  En este sentido, solo deberá buscar asesoría en los diferentes bancos y escoger el tipo de cuenta que se ajuste mejor a sus propósitos de ahorro.

 

Conscientes de que el estudiante tiene intereses propios que no se parecen a los intereses del ahorrista adulto promedio, los bancos han diseñado propuestas que van desde eliminar el cobro de comisiones por operaciones bancarias, hasta debitar una pequeña cantidad de dinero mensual, de manera automática, que pasará a una cuenta interna asociada a la principal a nombre del estudiante y con fines únicos de ahorro, que facilitarán el propósito de la educación como ahorristas y contribuirá con la toma de conciencia en la reducción de gastos durante el tiempo que dure el proceso de educación universitaria y que perdurará en su vida adulta.

 

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com

Sigue leyendo: Los Mejores Trabajos de Verano para los jóvenes

 

 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

10-maneras-de-incentivar-a-tus-hijos-en-el-ahorro-para-la-universidad-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO