11 Tips para Estimular la Alimentación Saludable en tus Hijos

Categorías:

La infancia es una etapa de la vida llena de muchas ilusiones, sueños y alegrías. Sin embargo, también representa una experiencia muy exigente para las madres y los padres que, tienen el deseo de enseñarles a sus hijos hábitos de alimentación saludables.

Por ese motivo, es común observar la preocupación de los adultos cuando los niños se rehúsan a comer determinados alimentos. En especial, cuando se tratan de frutas, verduras y hortalizas.

Si te identificas con esas situaciones o si estás viviendo una experiencia como la descrita actualmente, te invitamos a poner en práctica algunos de estos 11 Tips para Estimular la Alimentación Saludable en tus Hijos:

 

  • Establece un horario para comer

11 Tips para Estimular la Alimentación Saludable en tus HijosUno de los errores más comunes que cometen los padres es preparar y servir la comida sin tener una hora exacta. Por tanto, los niños se malacostumbran a comer de manera desordenada.

Esa situación no sólo se observa en la hora sino en el lugar donde ellos “por cuenta propia” escogen comer. Tal vez un día sea en la cocina y al día siguiente en el comedor o cerca de la tele.

Como imaginas, se trata de un mal hábito que resta importancia a un proceso tan necesario para el crecimiento y bienestar de los más pequeños de la casa.

Si deseas evitar ese tipo de experiencias en tu hogar, entonces establece y cumple un horario de comida.

Cuando has especificado las horas de cada comida tus hijos comienzan a interiorizar que tienen una responsabilidad. De esa manera, ellos mismos te dirán cuánto sienten hambre y verás que, voluntariamente se sentarán en la mesa a esperar la comida.   Ese sencillo acto es sumamente efectivo si además tienes la intención de servir alimentos como vegetales y verduras que gozan de tan poca receptividad y preferencia en los niños.

 

  • Esfuérzate por ofrecerles una alimentación balanceada

Tener una alimentación balanceada significa ofrecer todos los nutrientes que necesitan tus hijos y en las cantidades adecuadas. Por tanto, debes esforzarte por elaborar alimentos atractivos para tus hijos.

No es necesario servir ensaladas de manera continua u obligarlos a tomar sopas una y otras vez. El secreto está en servir sus alimentos preferidos en compañía de otros más saludables. De esa manera, los niños comenzarán a aceptarlos de manera natural y verás que, con un poco de paciencia, te podrán decir “quiero más”.

  • Enséñales a buenos hábitos desde una edad temprana

A una temprana edad, los niños son más receptivos a los alimentos que le demos. Por éso, debes inculcarles hábitos alimenticios saludables para que puedan tener una actitud responsable en las siguientes etapas de sus vidas.

En ocasiones, no desearán comer espinacas, tomar un jugo de naranjas o te darán un no rotundo cuando propongas comer frutas en vez de golosinas. Sin embargo, todo esfuerzo tiene su recompensa. En especial, cuando se trata de la salud y bienestar de nuestros hijos.

Los hábitos alimenticios son se limitan solamente a qué están comiendo sino que incluye cómo prepararlos,  qué actitud o comportamiento debe tener mientras coman y, en especial, conocer qué están comiendo.

De esa manera, ellos podrán asumir un mayor compromiso a la hora de comer indistintamente de los alimentos que tenga un plato.

 

  • Habla con ellos sobre beneficios de la comida saludable

Por lo general, los niños desconocen la importancia de comer y, sobre todo, de comer sanamente.

Tú, como madre o padre responsable, tienes la obligación de explicar de manera sencilla y didáctica cualquier duda o información que te pida tus hijos.

Cuando consigues su atención todo lo demás se hace más fácil. Un niño, que conozca por qué está comiendo, tiene las primeras herramientas para enfrentarse a la vida. Es decir, tiene conciencia sobre la necesidad y la importancia aprovechar aquellos alimentos que, el en pasado, no eran de su agrado.

No necesitas ser un profesional de las Ciencias de la Salud para describir a algunos alimentos ni para explicar sus beneficios, pero sí es oportuno ser sincero o sincera con la información que le estás proporcionando. Recuerda que, ellos aprenderán de ti y no vale la pena decir algunas “mentiras blancas” para hacer que coman.

 

Te puede interesar: 7 Tentaciones que Afectan tus Ahorros

 

  • Despierta en ellos el interés por las actividades físicas

Realizar alguna actividad al aire libre o practicar alguna disciplina deportiva genera excelentes beneficios en la salud. En especial, si tus hijos están creciendo.

Cuando ellos desarrollan esos hábitos reducen las sensaciones de estrés y presión. Además, se sienten muy felices, con energía y con mayor apetito debito al gasto calórico.

Si tu presupuesto es limitado y no es posible inscribirlos en algún de porte o llevarlos algún lugar donde puedan compartir con otros niños contemporáneos, ¡no te preocupes!.

Tú puedes enseñarles o aprender juntos algunas actividades que puedan hacer desde casa. Sin duda alguna, el Yoga sería la alternativa más efectiva porque además de ejercitar sus cuerpos estarán trabajando en sus pensamientos.

Recuerda que, muchas veces, se dice que, tener una buena salud significa conseguir un equilibrio entre “cuerpo, mente y alma”. Por éso, anímate a disfrutar cualquier aventura que puedan hacer en familia y despierten el apetito en los niños.

 

  • Preparen recetas divertidas

En ocasiones, los niños se rehúsan a comer porque no se animan a probar si quiera algunos alimentos.

Para evitar esas situaciones, te recomendamos que, invites a tus hijos a comprar y preparar con tu ayuda. De esa manera, ellos se sentirán parte de todo el proceso y tendrán la curiosidad por saber qué tal cocinan y, por tanto, tendrán el deseo de probar aquellos platillos con sabor desconocido para ellos.

Usa la creatividad para realizar combinaciones, darle color y variedad a los ingredientes que todavía son sean apreciados por tus hijos. Esa técnica es muy efectiva si creas un ambiente agradable y divertido mientras hacen la comida. Por ejemplo: cortar las frutas y las verduras con formas temáticas, permitirles a tus hijos utilizar manteles con sus personajes favoritos o sencillamente darles la comida en la boca si aún son muy pequeños.

Existe un multitud de recetas interesantes que podrías presentar a tus hijos y que, según sus gustos, puedan preparan juntos. Por ejemplo: mermeladas, tortas, panes o helados utilizando ingredientes peculiares como frutas, verduras u hortalizas (dependiendo obviamente de cada situación).

 

  • Sé el mejor ejemplo para tus hijos

Si deseas enseñarles cómo tener una vida saludable y una alimentación apropiada, entonces debes darles el ejemplo.

Esfuérzate por comer los alimentos que consideres más convenientes porque ellos tendrán el deseo de repetir tus acciones como en cualquier otro ámbito de la vida.

 

  • Negocia cuando sea necesario

En ocasiones, es apropiado dialogar con los niños para saber qué quieren comer y, con esa información, presentarles algunas opciones saludables que puedan ser de su interés.

Sin embargo, negociar no significa usar la comida como un premio o un castigo sino como un proceso para encontrar cuáles son los intereses que compartes con tus hijos. Por ejemplo: tal vez uno de tus hijos no sea feliz comiendo X fruta, pero luego de haber conversado con él te enteras que, sí estaría dispuesto a probarlas en un jugo, en un helado o en una ensalada de frutas.

Con ese sencillo caso puedes comprender que, a veces el problema no es el alimento lo estén rechazando sino la manera de prepararlo o presentarlo.

 

11 Tips para Estimular la Alimentación Saludable en tus HijosDisfruten la comida en familia

La comida en familia es un acto de respeto. Por ese motivo, los niños perciben cierto nivel de responsabilidad cuando están cerca de sus padres mientras comen.

Esa situación puede ser favorable mientras están comiendo algo que les guste. Sin embargo, podría generar momento de tensión si se trata de alimentos desconocidos o con un sabor que, sea fácil de identificar.

Para solventar esos problemas se necesita mantener un clima de armonía y, en especial, de respeto. Después de unos minutos, verás que, tus niños comenzarán a preguntar si pueden dejar una parte de la comida o si pueden terminar de comer luego. De esa manera, tú estarás ofreciéndoles una alimentación cada vez más saludable.  

 

 

También puedes leer: 11 Consejos para Cuidar los Electrodomésticos

 

  • Sirve raciones de comida apropiadas

Un excelente método para lograr que tus hijos coman saludablemente es sirviendo las proporciones adecuadas. De esa manera, evitarás escuchar frases como “no quiero”, “no me gusta” o “no tengo hambre”.

Resulta importante recordar que, no se trata solamente de reducir la cantidad de comida sino de ofrecer variedad para satisfacer las ganas de comer.

 

  • Evita obligarlos a comer

Si presionas a tus hijos para que coman de manera más saludable, estarías generando en ellos una sensación de frustración y tristeza. En ocasiones, incluso podrías ocasionar serios disgustos y preocupaciones tanto en tus hijos como en ti misma/o.

Por ese motivo, te sugerimos mantener la calma en ese tipo de situaciones. Recuerda que, tu objetivo es ayudarlos a tener una calidad de vida satisfactoria y, éso significa, saber cuándo es apropiado insistir o esperar que voluntariamente, ellos decidan comer de manera saludable.

De esa manera, tus hijos aprenderán la importancia de ser responsables y agradecerán el respaldo que, día a día, tú les has manifestado.

 

Consideraciones finales

Te recomendamos conocer la condición de salud de tus hijos antes de establecer algún régimen alimenticio y recibir una asesoría especializada si lo consideras necesario, también.

La edad es un factor muy importante para inculcar buenos hábitos alimenticios. Sin embargo, debes esforzarte por su felicidad y bienestar sin ejercer ningún tipo de presión en ellos. Recuerda que, el objetivo es muy simple: disfrutar de una vida saludable.

Como sabes, son muchos los beneficios que una alimentación balanceada puede generar: la prevención de enfermedades, un mejor rendimiento en las actividades diarias y una mayor confianza en nosotros mismos para enfrentar distintos retos.

Por lo descrito anteriormente, debes participar activamente en las decisiones de tus hijos con relación a la alimento. Sin embargo, es necesario usar la imaginación y la creatividad para ayudarlos responsablemente y no ser rechazos en el intento.

 

Por cierto, ¿Agregarías algún tip a nuestra listado?. Entonces, ¡anímate y cuéntanos por qué!.  Si te gustó este artículo, puedes compartirlo ahora mismo. Recuerda que, juntos podemos contribuir y fomentar una vida saludable desde la infancia.    Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita   nuestro blog en www.BillMo.com

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

11-tips-para-estimular-la-alimentacin-saludable-en-tus-hijos

Cónoce los mejores trucos de AHORRO