11 Tips para Ahorrar en la Educación de tus Hijos

Categorías:

Una de las metas primordiales de cada padre es que sus hijos tengan una buena educación, por no decir la mejor educación. Pero, no es un secreto que cada vez más la inversión que debe hacerse para este objetivo tan importante se eleva lo que se convierte en un dolor de cabeza para los representantes.  Por lo general lo que se recomienda es que se empiece a ahorrar con anticipación para estar preparados cuando llegue el momento.   

Si tienes hijos comprenderás que nunca es muy temprano cuando se trata de ahorrar por el porvenir de nuestros pequeños, estos seres que a pesar de crecer siempre serán nuestros niños.   Si te sientes decaído porque las deudas te agotan, lee este artículo que busca iluminarte en todo este camino para que mejores tus finanzas y a la vez mejores tu capacidad ahorrativa.

 

Recomendado: 7 Hábitos de un Ganador

 

1.  Investiga

El truco principal para estar preparados es investigar con anticipación. Siempre hay jóvenes que son algo indecisos, pero si tu hijo ya tiene en mente lo que quiere estudiar evalúa el campo. Es decir, comienza a visitar universidades, preguntar por el costo de cada carrera, ver su ubicación, si te conviene o si no… Todos estos puntos que son necesarios conocer.

Al ya tener una idea de lo que tienes que gastar puedes prepararte y organizarte.

En este tip también aplica que converses por largo rato con tu hijo y pienses de forma analítica y objetiva si este está decidido y comprometido con lo que desea o si por el contrario le interesan más las carreras técnicas.

 

Photo By: blog.bancomediolanum.es

2. Evalúa tus finanzas

Un paso básico es empezar a ahorrar desde ¿Cuándo? Pues ahora mismo. Muchas veces gastamos dinero en cosas que son irrelevantes o innecesarias, por eso evita gastar en ese tipo de cosas, trata de no comer en la calle, sobrevive con los mismos zapatos el mayor tiempo posible, disminuye el uso de aparatos eléctricos. ¡Recicla!

Un método que también se emplea mucho en la actualidad para ahorrar dinero es comprar ropa o artículos usados. También puedes hacer una venta de garaje. Probablemente tengas muchos accesorios o utensilios que ya no uses.

 

3.  Apertura una cuenta adicional

Lo que vayas ahorrando podría ser gastado si lo conservas en la cuenta que empleas para todo. Por eso lo ideal es que abras una cuenta de ahorro aparte. En esta, podrás ir guardando todo lo que puedas para asegurarle el futuro a tu hijo. ¿Qué te parece? Un paso sencillo que no te quitará mucho tiempo.

 

4.  Seguro educativo

Por el constante aumento de las universidades privadas los seguros educativos han ganado peso ya que te permiten ahorrar para la educación de tus hijos, además de que en caso de que llegues a fallecer o por si alguna razón pierdes tu empleo este seguro se encargará de garantizar que este pueda finalizar su carrera.     Se recomienda que busques asesoría especializada al respecto para que evalúes que seguro te conviene más, o cuál tiene las cuotas que puedas cancelar, entre otras; pero sin duda alguna esta es una opción que es muy recomendable tener en cuenta si quieres tener mayor seguridad a la hora de ahorrar.

¿Por qué mayor seguridad? Porque imaginemos que se te presenta un inconveniente y necesitas dinero con premura, quizá uses lo que llevas ahorrando por varios años para tu pequeño y ¿Qué sucede? Pierdes todo el avance, en cambio con un seguro, pues el dinero se empleará solo cuando tu hijo vaya a cursar su carrera.

Otra recomendación que hacen diversas aseguradoras es que contrates el producto en dólares para que lo que hayas ahorrado no sufra consecuencias como la devaluación de la moneda de tu país. Es decir, que el recurso monetario no pierda su valor con el paso del tiempo.

 

5.  Fideicomiso

Por otro lado, el fideicomiso es otro método de ahorro en el cual una persona deposita una cantidad mínima (establecida por el ente financiero de su elección). “El dinero que se acumula en este producto está libre de embargos, se paga una comisión anual por la administración del dinero que determina el administrador y varía dependiendo del saldo que se acumule”, según reseña del diario El Financiero.

El ente bancario BBVA destaca que en México el contrato de fideicomiso se regula por diversas leyes, como: La Ley de Títulos y Operaciones de Crédito, Ley de Inversión Extranjera, Ley de Instituciones de Crédito, Ley de la Administración Pública, Ley del Impuesto sobre la Renta y Circulares de BANXICO y la CNBV.

En palabras más sencillas se puede definir el fideicomiso como una ruleta en donde una persona (Fideicomitente) entrega algo de valor (bienes, recursos en efectivo, valores, entre otros) a una institución que se encargará de manejar dichos bienes como lo indique el fideicomitente hasta que se entreguen al fideicomisario (quien en este caso sería su hijo).

 

6. Fondos de inversión

Son una alternativa de inversión que consiste en que pongas tus fondos en un ente bancario y este los invierta en numerosos instrumentos lo cual reduce el riesgo de perder dinero y aumenta tus posibilidades de aumentar tu fondo inicial.  Pero este solo se recomienda si te sientes totalmente seguro de que tus fondos de algún modo u otro serán retribuidos.

 

7. Habla con tu hijo

El diálogo entre padres e hijos será vital para que puedas ahorrar con efectividad. Es decir, compartiendo este tema con la persona implicada no solo harás que este busque definir lo que quiere sino que también contribuya en la meta.

Tienes que explicarle a tu hijo que los recortes que se hagan serán en pro de su porvenir y que tiene que poner de su parte y ayudar a disminuir los gastos.

 

8. Busca centros de estudio que queden a poca distancia

Si tu “pequeño” tiene que trasladarse a otra ciudad o mudarse lejos de ti los gastos en su educación aumentarán considerablemente si incluimos alquiler, comida, transporte y gastos diversos. Así que trata de buscar una universidad que esté cerca de tu residencia y de no ser así al menos que quede en alguna ciudad donde viva algún familiar, de este modo podrías disminuir parte de los gastos si tu hijo se queda con sus abuelos por usar un ejemplo.

 

Lee también: 9 Cosas Que Los Mexicanos Extrañan De Su Tierra

 

9.  Solicita una beca

En México hay opciones para becar a todas aquellas personas que quieren estudiar y no cuentan con los recursos suficientes, puedes investigar las opciones ofrecidas por el Gobierno o indagar en las universidades puesto que estas también ofrecen becas que se pueden adecuar a tu pequeño.

Generalmente siempre son referentes a actividades extracurriculares como la danza, la actuación, el deporte o la música; también están las becas de promedio a la que solo aplican aquellos que tienen las notas más altas y otros centros estudiantiles ofrecen becas de trabajo en la que el estudiante labora en la institución además de estudiar. Todo es cuestión de buscar asesoría y encontrar la beca ideal.

 

Tips para Ahorrar en la Educación de tus Hijos

Photo By: peru21.pe

10.  Cuando llegue el momento, evita que tu hijo gaste en textos escolares

Estos muchas veces tienen precios exorbitantes si tienen que comprarlos en la universidad, por esto se recomienda que busque estos libros, pero usados. Así gastarán menos y ahorrarán ese dinero que puede servir para otras cosas.

 

11.  Llevar la merienda de la casa

Está claro que tu hijo ya no será un pequeñín, pero eso no quiere decir que dejará de ser tu consentido o que no podrás ayudarlo a preparar su merienda. Con muchas horas de estudio y con la posible presión por los exámenes a la mayoría de las personas les da por comer, los precios de los cafetines de las universidades tienen precios altos y más si estas son privadas.  Por esto trata de que tu hijo lleve su merienda hecha en casa, si quiere llevar chucherías o chocolates pueden comprarlos en un supermercado donde seguramente ahorrarán el doble y guardar varias de estas para que lleve una por día.

Si se trata de algo tan importante como la educación de tu hijo cualquier sacrificio no está de más.  Muéstrale tu apoyo y lo orgullosa u orgulloso que te sientes de que persiga sus sueños e incúlcale la capacidad de ahorro desde pequeño.  Enséñale lo que te cuesta conseguir las cosas y dale responsabilidades para que aprenda desde temprana edad  a ser ahorrativo y responsable. Después de todo, estas cualidades son necesarias en toda persona que quiere ser exitosa.

No tengas miedo de preguntar y buscar ayuda. Tus amigos, vecinos, compañeros de trabajo pueden ser una fuente de conocimiento si estos ya tienen hijos mayores que están en la universidad. Así vas preparando el terreno y cada detalle para que nada te tome por sorpresa.  Recuerda la educación de tu hijo será una pieza fundamental para su desarrollo y crecimiento humano, planéala con anticipación y sobre todo mantén una buena comunicación con este para que tengas una idea de qué quiere, qué espera y si va dispuesto a alcanzar sus convicciones.

 

En caso de que sus elecciones sean opuestas a todo lo que tenías planeado, apóyalo y dale el impulso que necesita porque sus sueños e ideales siempre serán lo más importante.  Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

11-tips-para-ahorrar-en-la-educacin-de-tus-hijos-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO