11 Formas de Evitar las Compras Compulsivas

Categorías:

¿Es usted de las personas que al llegar a la tienda, comienza a introducir en el carrito o en la cesta, productos que no necesita comprar? Ir de compras es una actividad que todos necesitamos hacer con cierta regularidad; pero cuando se transforma en algo excesivo, en una obsesión que no puede controlar, entonces tiene un verdadero problema que requiere ayuda y que, lamentablemente, suele pasar desapercibido hasta que sus consecuencias lleguen a ser muy graves. Tenga en cuenta que, a largo plazo, este comportamiento puede hacer estragos en su vida personal y en sus finanzas, dado que, si no lo atiende pronto, probablemente lo conducirá a la ruina moral y económica.

Las compras compulsivas de manera recurrente, tal como sucede con el abuso en el consumo de alcohol, drogas o el juego, una vez llegadas al extremo de no poder detenerlas, entonces se consideran como una adicción o desorden psicoemocional. Esta alteración, por cierto, afecta a más mujeres que hombres, según señalan los expertos, aunque no hay diferencia de edad ni de clase social; en realidad puede afectar a cualquiera. Es un problema que va en aumento: cada vez hay más personas que no pueden frenar el impulso de hacer compras indiscriminadas. Se sabe, por ejemplo, que las mujeres hacen más compras compulsivas de artículos y servicios relacionados con la moda, y los hombres, de tecnología.

Algunos estudios señalan, que los compradores compulsivos experimentan una alteración química del cerebro muy parecida a la que sienten los alcohólicos: la sensación inicial de euforia es seguida de otros efectos, tales como sentimientos de poder y satisfacción. De tal modo que, un adicto a las compras, probablemente lo haga sólo ‘para sentirse bien’ y no porque realmente necesite adquirir algún producto o servicio. Es común, por ejemplo, que los compradores compulsivos mantengan en sus hogares, una serie de cosas que no usan y que aún posean su etiqueta de fábrica.

 

Recomendado: 15 Tips para Ahorrar en tus Servicios Públicos de Agua y Gas

 

11 Formas de Evitar las Compras Compulsivas

Photo By: www.cuidatusaludemocional.com

El desorden compulsivo proviene del deseo de liberarse de la sensación de ansiedad o depresión, en lugar de comprar por satisfacer una necesidad. Por lo tanto, los adictos a las compras necesitan ayuda para aprender a controlar este comportamiento riesgoso. Este tipo de adicto puede, por ejemplo, irse de compras en medio de su horario laboral, simplemente porque no puede aguantar las ganas de comprar.

La ayuda para el comprador compulsivo no consiste en aislarse del mundo.  Esa no es la idea, pues, es una persona que, como cualquier mortal, tiene que hacer sus compras básicas de alimentos, medicamentos, productos de aseo e higiene personal y del hogar, entre otros. Así que, gran parte de la ayuda consiste primero, en darse cuenta o asumir que se tiene un serio problema; en segundo lugar, tomar la decisión de controlar sus impulsos de comprar y ceñirse a un presupuesto, y, finalmente, sustituir muchas de estas visitas a los establecimientos tentadores, por actividades que le otorguen mayores beneficios a su salud y espíritu. El riesgo siempre está presente pues, ciertamente, son comunes las recaídas si no se tiene cuidado y no se recibe la debida atención.

De todas maneras, conviene tener presente que, la decisión de comenzar a autocontrolarse, es potestad de la persona que sufre de esta alteración de su comportamiento, siempre que quiera cambiar su vida. Usted está en sus manos.    Es hora, entonces, de prestarle atención a esta conducta, tomar conciencia y proponerse a evitar las compras compulsivas.

 

A continuación se presentan once sugerencias que pueden ayudarle a cambiar:

1.  Haga una lista de lo que necesita comprar y no se salga de ella. Sea firme. De su decisión depende el éxito que obtenga en su propósito. Recuerde que si gasta su dinero en cosas que no necesita, probablemente se quede sin dinero para adquirir aquellas que sí necesita o para requerimientos de emergencia o imprevistos. Por lo tanto, cíñase a su lista de compras.

2. Cuando desee comprar algo, no lo haga inmediatamente. Déjelo para el día siguiente: meditelo. Esperar 24 horas antes de comprar, hará que se reduzca el impulso. Para entonces, probablemente se dé cuenta de que no necesita tal artículo. La reflexión precede a las buenas decisiones. Así que, proceda de la misma forma con sus compras: tome aire y piense antes de realizarlas.

3. Hay tiendas que son tentadoras por sus exhibiciones espectaculares, que renuevan con frecuencia sus mercancías y la decoración de sus vitrinas y escaparates, que publican ofertas llamativas, que tienen dentro espacios para distintas actividades (de servicios, comerciales, consultorios, salones de moda, oficinas y recreación), aceptan y procesan todo tipo de recursos para el endeudamiento, en fin, son locales en donde comprar es fácil: los Fashion Mall, Centros Comerciales, Shopping Centers, tiendas por departamento, su cafetería predilecta o las franquicias de moda que ofrecen alimentos con presentaciones deliciosas y que, a lo mejor, no sean exactamente saludables. ¿Tiene usted favoritismos con este tipo de establecimientos? Es hora de identificarlos y evitarlos.

4. En la última década ha crecido un nuevo grupo de compradores compulsivos: se trata de los adictos a las compras por medio de Internet: eBay, Amazon, Mercado Libre, Aliexpress, y tantas tiendas online que existen hoy en día y que permiten comprar, prácticamente cualquier cosa. En realidad cada vez son mayores las opciones y sitios web, en todos los países, que le facilitan las compras por este medio y que admite múltiples recursos financieros. En este grupo también se encuentran los adictos a los canales de compras por TV.   Si la televisión o el internet provocan que usted se descontrole y sienta ansias por comprar, bloquee tanto los canales donde pueda comprar, como los sitios web donde suele obsesionarse por comprar.

5. Es posible que algunas personas lo entusiasmen a usted, para que haga compras. Ellas incentivan en usted su adicción a las compras. Por lo tanto, es hora de evitarlas.

6. Controle sus gastos. En un cuaderno o libreta que mantenga a la mano, anote absolutamente todo lo que compra, inclusive gastos pequeños, que parecen insignificantes (pero que no lo son), como por ejemplo un refresco o un café, una que otra golosina… las propinas, los tickets de estacionamiento, etc. De esta manera se dará cuenta de cómo y en qué gasta su dinero.

 

Lee también: 10 Razones para Adquirir un Seguro de Casa

11 Formas de Evitar las Compras Compulsivas

Photo By: www.economiahoy.mx

7. Antes de ir a hacer su cola para pagar en la tienda, deténgase un minuto, observe con detenimiento lo que lleva en el carrito, la cesta o en la bolsa y pregúntese: -¿En realidad necesito comprar todo esto? o bien -¿Para qué necesito esto? Es hora de asumir un momento de cordura. Aún está a tiempo de deshacerse de aquellas cosas que en realidad no requiere y que introdujo de manera impulsiva, tal vez por ser novedosas o porque simplemente son muy atractivas. Sea objetivo y mantenga su propósito de evitar este tipo de compras.

8. Es un ejercicio recomendable sacar cuentas. Puede ser de gran ayuda llevar una calculadora en su bolso de mano, aunque, hoy en día casi todos los teléfonos celulares poseen una aplicación que funge de calculadora. Es hora de usarla para que se dé cuenta de cuánto dinero gastaría si lleva todos esos objetos o si no los lleva.

9. ¿Cuánto tiempo pasa en la tienda, el supermercado o en el Centro Comercial? Hay estudios que revelan que las personas que pasan más tiempo entre exhibiciones de artículos nuevos y ofertas de locales comerciales, sienten mayores deseos de comprar productos que probablemente no necesiten. Así que, póngase límites: no pase más de media hora en esos lugares.

10. Un consejo útil es que procure pagar sólo con efectivo o débito. Las tarjetas de crédito suelen ser muy peligrosas en las manos de un comprador compulsivo. Por lo tanto: puede anular las tarjetas de crédito y decidirse a pagar sólo con efectivo o débito, para evitar que el gasto se descontrole.

También puede dejar sus tarjetas de débito, su billetera y/o su chequera en su hogar mientras sale a mirar las vitrinas y exhibiciones de las tiendas. Esta es una alternativa para cuando deba hacer compras reales, pues le permitirá planificar su compra.

11.  Busque aficiones que le alejen de las tiendas y de la tentación. En estos tiempos, ir a un centro comercial, se ha convertido en la actividad recreativa por excelencia de muchas personas y/o grupos familiares. Es hora de mirar este hobby con objetividad. ¿Realmente es entretenido este pasatiempo? Existen mil cosas más interesantes para hacer, dependiendo de los gustos, intereses y capacidades de cada quien. Por ejemplo: practicar un deporte, aprender otro idioma o un instrumento musical, aplicarse a las artes, estudios de especialización o actualización, o simplemente ir al cine o al teatro, salir con amistades, prestarse como voluntario en actividades para la beneficencia pública.

Tratar de esconder el problema, no lo resuelve. La obsesión de hacer compras sin control, puede acusar la existencia de otro tipo de problemas que incluyen baja autoestima, depresión, trastornos alimenticios, alcoholismo, etc. Por lo tanto, si no puede controlar el impulso de comprar, es hora de buscar ayuda.

 

Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita nuestro blog en www.BillMo.com.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

11-formas-de-evitar-las-compras-compulsivas-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO