10-maneras-de-ahorrar-en-hipotecas-y-creditos-bancarios

10 Maneras de Ahorrar en Hipotecas y Créditos Bancarios

Categorías:

¿Estás pensando en elegir un préstamo hipotecario o un crédito bancario? ¿Te preocupa cómo afecte tu patrimonio una vez que selecciones alguna de estas opciones? ¿Qué debes hacer si deseas conseguir el máximo ahorro a la hora de hacer la elección? Una vez que te decidas por alguna de éstas alternativas, puedes estar comprometido en su pago puntual entre cinco y treinta años. Estas son razones de peso a considerar una vez que decidas solicitar una hipoteca o crédito y en cuál entidad financiera lo harás.

 

A continuación te ofrecemos diez maneras de buscar el mayor ahorro, cuando debas decidirte por hipotecar un bien o solicitar un crédito bancario:

1. Asesórate. Debes tener claro qué es lo que realmente necesitas, un préstamo hipotecario o un crédito. ¿Qué es lo que más nos conviene solicitar en una entidad bancaria, si deseamos conseguir un ahorro significativo de nuestro dinero?

 

En primer lugar, debemos tener clara la diferencia entre una y otra. Una hipoteca o préstamo hipotecario está destinado a la adquisición de un bien a largo plazo. Se trata de préstamos personales concedidos a particulares, en la mayoría de los casos. Ahora bien, los créditos bancarios son de gran utilidad para aquellos empresarios o profesionales autónomos, pues se convierten en una ayuda ante faltas de liquidez temporales, pues sus inversiones requieren de dinero circulante. Necesitan esta liquidez monetaria para invertir en bienes que vuelven a vender y así van generando nuevas inversiones. Además, a las personas con ingresos regulares que deseen disponer de su capital, según las necesidades que se le presenten, también les conviene solicitar un crédito bancario.

 

Si bien, tanto el préstamo hipotecario como el crédito bancario consisten en la prestación de fondos a terceros durante cierto lapso de tiempo, sin embargo, no son iguales. Con el crédito bancario, la entidad establece un contrato por el cual se le entrega al cliente una cantidad de dinero fija, quedando obligado, este último, a devolver el capital más los intereses acordados, según un calendario de pagos fijado previamente.

El préstamo hipotecario, por su parte, suele tener menores intereses, aunque deban pagarse por la totalidad del importe otorgado. Su administración y gestión es más barata que la de un crédito, además de que el consumidor tiene claro la aplicación fiscal o previsión de su cancelación. Al tener menores intereses y ser de gestión más barata, este tipo de préstamo implica un ahorro sustancial de dinero para el cliente que lo solicita. Su amortización se realiza mediante cuotas regulares, generalmente mensuales, permitiéndole al cliente organizar sus pagos periódicos.

Otra forma es el crédito bancario para hipoteca o crédito hipotecario. Aquí la entidad pone a disposición del cliente, fondos hasta un límite, bajo condiciones y plazo fijados en un contrato. Los intereses se pagan según las cantidades empleadas y no por todo el dinero puesto a disposición del solicitante, pues éste no está obligado a usar todo el dinero que se le ha otorgado. De esta manera, el resto del capital sigue a su disposición en una cuenta, pero sin devengar intereses hasta que sea utilizado.

Este tipo de crédito permite renovarse cuando se necesite, así como cancelar parte de él o su totalidad cuando el cliente así lo quiera. También reduce el pago de intereses, lo que puede significar un ahorro importante de sus recursos financieros.

El crédito hipotecario es más caro que el préstamo hipotecario pues su plazo de amortización es mucho más corto, tiene unas comisiones (a causa de la disponibilidad del dinero en el banco) que no existen en el caso de las hipotecas. Estas comisiones se calculan sobre el saldo no dispuesto, según unos vencimientos. Los bancos cobran estas comisiones porque se retienen unos fondos en el banco (disponibles para el cliente) que no le reportan beneficios.

Al momento de elegir, debes examinar la conveniencia entre uno u otro. Debes tomar en cuenta que una hipoteca o préstamo hipotecario es lo mejor cuando necesites cambiarlo a otra entidad, por un porcentaje. Sin embargo, no puedes hacer lo mismo en el caso de que solicites un crédito. Estar muy claro con tu decisión, redundará en el ahorro de tus recursos en el futuro. De allí la importancia de que te informes y asesores con profesionales especialistas en esta materia.

 

Recomendado: Como Salir De Deudas Y Estar En Paz Financiera

 

2. Examina y compara la oferta crediticia. Una vez que te hayas asesorado, te darás cuenta que, si quieres lograr el ahorro de tu dinero, no debes seleccionar a la ligera. Te conviene comparar los diferentes tipos de crédito, tasas de interés, plazo de respuesta para su aprobación (pues tu solicitud podría no ser aceptada en algunas de estas instituciones) y seguros que te ofrecen las distintas entidades consultadas.

 

3. Escoge la mejor tasa de interés. Puedes conseguir un ahorro importante de tu dinero, no solo cuando buscas la tasa más baja posible, sino cuando te decides por tasas de interés fijo. No obstante, si puedes obtener una tasa fija en niveles bajos, además de  deducciones por pagos oportunos ¡mejor aún! De esta manera te aseguras que los intereses que tengas que pagar, durante el plazo de vida del crédito, sean siempre iguales.

 

4. Sin penalización por pagos anticipados. En primer lugar, la penalización es un gasto adicional. Evitarlo, significa un ahorro de nuestros recursos económicos. ¿Por qué conviene, en general, hacer pagos anticipados a un crédito? Conseguimos un ahorro importante en intereses, por hacer pagos anticipados. Además, al pagar antes, “liberamos” nuestro flujo de efectivo más rápido. Es decir: en cuanto paguemos el crédito tenemos automáticamente dinero adicional para destinar al ahorro o a la consecución de otras metas.

 

5. Plazos convenientes. ¿Un crédito a veinte años disminuye el pago mensual? Muchas personas creen que al aumentar el plazo por cinco o diez años, tendrán un mejor nivel de crédito. Nada más falso, pues, aumentar un plazo de quince a veinte años prácticamente  no disminuye la mensualidad. Por el contrario el costo financiero se eleva en un alto porcentaje afectando el ahorro que quieres conseguir.

 

6. Pagos fijos iguales durante toda la vida del crédito. Hay entidades que te ofrecerán una cuota inicial menor pero, ciertamente estos esquemas crecientes resultan ser más caros, pues la cuota va aumentando cada año. De allí que no sean recomendables. Una vez que hayas decidido conseguir el ahorro de tu dinero, conviene elegir aquel que te ofrezca pagos fijos iguales durante el tiempo que se te ha otorgado para el crédito o la hipoteca.

 

10 Maneras de Ahorrar en Hipotecas y Créditos Bancarios

7. Aprovecha el apoyo del  Infonavit. Si cotizas al Infonavit, ten en cuenta que las cuotas que paga tu patrón al Infonavit van directo como pago anticipado a capital, en tu crédito hipotecario, lo cual implica un ahorro de tus recursos económicos. En México existen alrededor de 150 opciones de financiamiento hipotecario. Cada uno te otorga diversas opciones de pago. Te ofrecen, por ejemplo: créditos del infonavit, bancos comerciales, Fovisste, Sociedades Financieras Populares, Sociedades Financieras de Objetos Múltiples y Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo. Cada institución posee servicio de Asesor Financiero para informarte sobre las alternativas que ofrecen, condiciones de pago, plazos y demás aspectos relacionados.

 

8. Examina las alternativas para los que no poseen afiliación al infonavit o Fovissste. Para la compra de vivienda pueden beneficiarse con Crediferente, ofrecido por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). Aquí se solicita un mínimo enganche por el 10% del valor de la vivienda que quieres comprar. El monto del crédito, va a depender de tu capacidad demostrada de pago.    La SHF no atiende de forma directa al público, pues se trata de un banco de segundo piso. Es decir, se apoya en otros bancos como intermediarios financieros, que son los encargados de aprobar y administrar los créditos.

 

9. Esquemas de ahorro previo al otorgamiento del crédito. Aquellas personas que no pueden demostrar ingresos totales o parciales, cuentan con la opción que les ofrece Bansefi junto con SHF, mediante el programa AhorraSIF. Para acceder a ésta, deben realizar el ahorro mediante las características acordadas con la entidad. Al igual que el caso anterior, el crédito lo otorga otros intermediarios financieros.   Existe otra alternativa ofrecida por BBVA Bancomer, dirigida a aquellas personas cuya actividad laboral dificulta la comprobación de sus ingresos. Se trata del programa Ahorra y Estrena. Su diseño se basa en un compromiso de ahorro, para que el cliente pueda establecer el antecedente de comportamiento de pago, que le permita acceder al crédito.

Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP), son otras de las instituciones que ofrecen créditos hipotecarios de este tipo, aunque funcionan de distinta forma. Una vez que te afilias a una SCAP, te conviertes en un socio. Luego, si deseas solicitar un crédito, te solicitan cierta antigüedad dentro de dicha sociedad. Además, debes poseer el ahorro de un porcentaje del monto del crédito que vas a solicitar. Los montos se calculan de acuerdo al tipo de socio que hayas demostrado ser: antigüedad, monto de tus ahorros, capacidad de pago y tu historial crediticio.

 

10. Verifica la institución. Antes de confiar tu dinero y expectativas en alguna entidad financiera, debes comprobar que esté debidamente autorizada y regulada por las autoridades.

Las mejores alternativas existen, al momento de ahorrar en hipotecas y créditos bancarios. Sólo hay que buscar la que mejor se adecúe según tu conveniencia.

 

Las Hipotecas y Créditos Bancarios algunas veces son necesarios para capitalizar nuestros proyectos, esperamos que coloques en practica estos sencillos consejos. Si deseas más contenido como este, inscríbete hoy a nuestro canal de YouTube o visita     nuestro blog en www.BillMo.com

Sigue leyendo:  9 Recomendaciones para No Despilfarrar tu Sueldo

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

10-maneras-de-ahorrar-en-hipotecas-y-crditos-bancarios-billmo-money-transfer-amp-wallet

Cónoce los mejores trucos de AHORRO